plantas

Muy buscada: la hermosa planta de interior que es imposible de matar y es de rápido crecimiento

Esta especie te va a sorprender porque crece con múltiples tallos, además ella puede alcanzar el metro de altura.
lunes, 15 de abril de 2024 · 11:00

Tener plantas en el interior de casa es muy beneficioso, no tan solo para aportar un estilo natural y de jungla como está de moda, sino también para ayudar a la oxigenación de cada uno de los espacios. 

Cultivar la especie correcta es clave para evitar la frustración. Hoy te vamos a presentar la Aglaonema, una planta de interior que llama poderosamente la atención debido a la belleza y a sus variedades. Este ejemplar es característico de las selvas tropicales del sudeste asiático, pero se adapta muy bien a los interiores y aporta gran frescura y elegancia a cualquier espacio que quieras decorar. 

Te conviene tener varios ejemplares si querés lograr una apariencia de jungla.

Cómo cuidar Aglaonema

  • Humedad: esta planta, también conocida como Lengua de Tigre, necesita ambientes bastante húmedos, pero gracias a su gran capacidad de adaptación puede adecuarse a otros niveles distintos a los de su hábitat tropical. Para eso ayudala al colocar macetas que debajo tengan platos húmedos o colocá humidificadores en la habitación. Es clave rociar sus hojas de vez en cuando.
 Uno de sus beneficios es que ayuda a purificar el ambiente del hogar. 
  • Riego: en relación con lo anterior, esta planta necesita un suelo ligeramente húmedo, pero siempre y como en todas las de su especie evitá el encharcamiento para no pudrir sus raíces. Apenas veas que la capa superior de la tierra está seca al tacto, agregá agua para hidratarla
Cuidá a tus mascotas y a los niños, ya que esta planta es tóxica si se ingiere.
  • Abono: este ejemplar debe recibir fertilizante durante la primavera y el verano, puesto que es su periodo de crecimiento activo. Ahora que las temperaturas bajaron, evitá fertilizarla para no dañar su proceso natural. 
  • Luz: la Aglaonema prefiere una luz indirecta bien brillante, es por eso que crece debajo de otras plantas en su hábitat natural. Si tenés esta planta en interiores, trata que reciba la luz en las ventanas como puertas o balcones. También puede recibir luz del sol a través de la sombra filtrada, es decir, a través de otras plantas. 
Podés cultivarla en un ambiente poco luminoso, pero crecerá más pálida.
  • Trasplante: esta planta es muy buena para las personas que no tienen demasiado tiempo para dedicarle, ya que no necesita trasplantes frecuentes. Hacelo solo cuando la maceta quede demasiado pequeña para ella, mezclá tierra con sustrato bien drenado y rico en nutrientes para ayudarla en su crecimiento.
 Usá sustratos indicados para cada especie.

Variedades de Aglaonema

También llamada planta de la Suerte, la Aglaonema nos sorprende con cuatro variedades. La más conocida se llama Aglaonema María. Esta tiene hojas de color verdes oscuras y bordes blancos. Hay otra que se destaca por tener matices dorados en sus hojas verdes claras, esa se llama Aglaonema Golden Bay.

Sus brillos plateados son muy perceptibles.

Otra de las más conocidas es la Aglaonema Red Valentine, en este caso sus hojas verdes se presentan con bordes rojos y manchas del mismo tono o rosadas. Aglaonema Silver Bay es la misma que conocemos con salpicaduras doradas, pero en este caso en plateados. 

 Dejate sorprender con su belleza.

Esta planta te sorprende siempre gratamente porque hace relucir el interior de tu hogar con cualquiera de sus variedades y no requiere demasiada atención para desarrollarse. Incluso, podés conservarla en tierra o agua.