GALLETAS

Galletas saladas con cebolla de verdeo: si no querés una merienda dulce, probá esta receta ideal para picotear

Creá esta rica opción para degustar junto a unos mates.
miércoles, 24 de abril de 2024 · 06:12

Si te considerás de esas personas que al momento de desayunar o merendar preferís opciones y variados platos salados en lugar de dulces, esta receta es perfecta para vos. Nos referimos a unas galletas saladas exquisitas donde la cebolla de verdeo es la estrella.

Prepará estas riquísimas galletas saladas y sorprendé a todos.

De forma rápida, vas a poder crear una alternativa no solo deliciosa, sino que también requiere de pocos ingredientes y un procedimiento muy fácil de recrear en casa para obtener las galletas más crujientes.

Este proceso fue compartido desde el sitio web “Diario San Rafael” y es el plato salado ideal para degustar junto a unos mates en la tarde de hoy.

Ingredientes:

30 gramos de manteca sin sal derretida

60 gramos de leche

2 gramos de sal

150 gramos de harina 0000

35 gramos de cebolla de verdeo cortada en trozos pequeños

1 gramo de bicarbonato de sodio

2 gramos de levadura

10 gramos de semillas de sésamo (opcional)

Procedimiento:

Como paso inicial para elaborar tus galletas, lo primero que vas a hacer es combinar en un recipiente tanto la leche como la manteca fundida y la sal. Una vez que se integraron, vas a añadir la levadura, la harina y el bicarbonato de sodio junto a la mezcla líquida. Vas a unir todos los ingredientes de manera suave y con ayuda de una espátula.

Podés combinarlas con las salsas y quesos que prefieras.

A esta preparación, luego le vas a incorporar la cebolla de verdeo y también las semillas de sésamo. Vas a formar una masa que, como paso siguiente, vas a cubrir con un papel film y dejar en reposo durante media hora en la heladera. Mientras tanto, debes precalentar el horno a 170°C y con papel pergamino vas a cubrir una bandeja apta para horno.

Pasado el tiempo mencionado, vas a estirar y distribuir de manera uniforme la masa en la bandeja y sobre el papel. Luego, se cubre con otro trozo de papel, haciendo presión para aplastarla bien y que las galletas queden bien finas.

En minutos vas a poder disfrutar de esta auténtica delicia.

Con un cuchillo, vas a recortar la masa del tamaño regular de las galletas, que pueden ser cuadradas o rectangulares, y con un tenedor vas a perforarlas un poco. Colocá las galletas en una bandeja para horno separadas entre sí y dejá que se cocinen durante unos 15 minutos. Una vez que estén horneadas, espera unos minutos a que se enfríen. ¡Listo, ya se pueden disfrutar!

Más de

Otras Noticias