GALLETAS

Galletas saladas de calabaza: aprovechá que esta verdura está re barata y prepará este snack para la merienda

Te vas a enamorar de esta idea riquísima.
viernes, 26 de abril de 2024 · 19:28

Si sos de amar comer muy rico y además te gusta cocinar en casa, este paso a paso te va a fascinar porque vas a usar ingredientes que seguro tenés y resulta ser muy económico. Se trata de hacer galletas de calabaza, las cuales podés disfrutar este mismo fin de semana con tus amigos, pareja o familia y compartir unos mates, una de las costumbres más argentinas. 

Galletas de calabaza.

Ingredientes

-1 taza de calabaza cocida

-1 huevo

-1 cucharadita de sal

-Hojitas de romero

-Media taza de harina (la que quieras)

-Media taza de semillas de sésamo

 

En simples pasos

Una vez que reúnas todo lo necesario para esta receta, vas a mezclar en un recipiente mediano el huevo, la taza de calabaza cocida previamente, la sal y las hojas de romero. Te podés ayudar con cuchara o tenedor, y ya vas a empezar a notar esas fragancias que salen de tus nuevas galletitas. 

Mezclar los ingredientes.

Luego vas a sumar la harina que hayas elegido, puede ser integral, de garbanzo, lentejas, la que te guste y tengas a mano.

Te va a encantar esta idea.

El paso siguiente va a ser sumar las semillas de sésamo, las cuales le van a dar buena textura y forma a la masa, y vas a notar que se vuelve algo más espesa. Pero seguí mezclando todo muy bien. 

Las semillas de sésamo van a ser la clave.

Una vez que termines con esta parte, vas a comenzar a formar tus galletas. Una de las recomendaciones es que te ayudes con una cuchara sopera o sino con tus mismas manos. Vas a ir formando bolitas y luego las aplastás sobre una fuente previamente aceitada apta para horno y por encima les podés espolvorear un poco de sal. 

Llevá a horno las galletas.

 

Lucite con esta idea en casa.

Una vez que termines con ese paso, las vas a llevar al horno por al menos 20 a 25 minutos así queden bien cocinadas y cuando las saques te conviene esperar un ratito hasta que se enfríen y listo, ya tenés tus galletas súper sanas y ricas para merienda, vianda o colación.