Cítricos

No tires los cítricos podridos y usalos para ahuyentar las hormigas negras que se comen tus plantas

Una opción natural que tranquilamente podés armar desde tu casa.
miércoles, 3 de abril de 2024 · 14:09

Las hormigas cumplen una función muy importante en el ecosistema, aunque se pueden convertir en un verdadero dolor de cabeza para quienes quieren mantener su jardín lindo y con plantar florecidas. Lo que seguramente no sabías es que los cítricos pueden ser una opción ecológica y amigable para el medio ambiente.

Antes de comprar insecticidas mágicos que prometen ayudarte a combatir las hormigas y solo hará que las mates y pierdas bastante dinero, amigate con la posibilidad de ahuyentarlas de las plantas que querés conservar intactas en tu jardín con un elemento que seguramente alguna vez tuviste en tu hogar.

Las hormigas en las plantas son un dolor de cabeza.

Alguna vez, sobre todo en la época en la que los cítricos abundan, seguramente se te pudrió una naranja, mandarina o limón. Podrás notar que se forma sobre su cáscara una capa blanda de un color entre verdoso y blanco, casi un polvo. Este es un hongo muy parecido al moho.

El moho de los cítricos ahuyenta las hormigas.

En realidad, esta costra se llama penicillium. Seguramente, cuando lo ves así, directamente lo tirás a la basura para que no te siga contaminando y pudriendo los demás cítricos, pero antes de hacer esto tenés que saber que puede ser una gran alternativa para ahuyentar y exterminar a las hormigas negras que se comen tus plantas en el jardín, además no contaminar ni daña al medio ambiente.

La mejor forma de utilizarlo es colocando esta cáscara podrida cerca del hormiguero que veas, las hormigas se alejarán al instante para no contaminar su hábitat. Si no, también podés dejarlo cerca de las raíces de tus plantas, pronto vas a ver cómo la plaga desaparece.

Una solución ecológica para las plantas.

Otra opción también es cortar esta parte podrida y con moho de la cáscara de las naranjas o mandarinas y mezclarla con un poco de agua. Dejala actuar durante toda la noche y pasala a un difusor. Con eso podés rociar las hojas y hasta regar la raíz de las plantas, no les hace daño y ayuda a combatir las hormigas.

Más de