Reciclaje creativo

No tires los palitos de brochette: mirá el increíble organizador que podés crear y sin gastar de más

Estamos ante uno de los mejores trucos del arte de reciclar.
miércoles, 3 de abril de 2024 · 23:22

Los expertos del reciclaje creativo dieron a conocer uno de sus mejores trucos para evitar tirar los palitos de brochette a la basura y, en efecto, poder reciclarlos tras convertirlos en un increíble organizador colgante decorativo.

Podrás darles una segunda vida útil a estos objetos de madera blanca y, lejos de gastar en elementos extras, descubrirás que su creación es tan sencilla como económica. ¿El motivo? Se necesita de muy poquitos materiales para su armado.

Postal de unos palitos de brochette.

Materiales para tu organizador casero:

  • Palitos de brochette.
  • Silicona líquida.
  • Pintura (opcional).
Imagen instructiva de un organizador con palitos de brochette. Fuente: (@HandmadeDiy)

Los especialistas en manualidades explican que la decoración final de estos organizadores reciclados con palitos de brochette corren por tu propia cuenta, es decir, podés sumar cintas o aplicaciones de pedrería si así lo deseas. De hecho, una vez terminado tu nuevo objeto decorativo, buscá un clavo para poder colgarlo en la pared más linda de tu casa.

Así es el organizador reciclado con palitos de brochette que vas a crear con tus propias manos.

El paso a paso para transformar tus palitos de brochette en increíbles organizadores

  1. Con la ayuda de la silicona líquida, pegá cada uno de los extremos de los palitos de brochette formando un cuadrado. Hacé varios de ellos.
  2. Luego, invertí los cuadrados y formá una heptagrama, pegando así cada una de sus puntas. Esto es una especie de estrella de siete puntas dibujada con siete trazos rectos.
  3. En total, tenemos unos 10 cuadrados invertidos, por lo que el organizador reciclado como un estrellado regular tiene unos buenos centímetros de base para colocar objetos pequeños.
  4. En ese sentido, estará listo cuando peguemos más palitos de brochette, uno al lado del otro, para crear una segunda base. Listo, podés pintar o no tu organizador del color que más te guste o dejarlo como está.

Otras Noticias