Reciclaje creativo

No tires los frascos de vidrio: mirá cómo convertirlos en los más coquetos y prácticos portafósforos

Vas a reutilizar los botes de yogur o mermelada dándoles una segunda vida útil.
jueves, 4 de abril de 2024 · 23:22

Los expertos en reciclaje creativo dieron a conocer una espectacular idea para no tirar los frascos de vidrios a la basura. Esta manualidad te permitirá convertirlos en portafósforos coquetos y prácticos como nunca antes los habías visto. Descubrirás que vas a poder crear auténticas cosas con tus propias manos.

Se trata de una actividad muy sencilla de llevar a cabo con los botes de yogur o mermelada que probablemente te quedaron en desuso o estás a punto de terminar su contenido original. Por esta razón, es mejor reutilizarlos y darle una segunda vida útil a través de este bonito objeto decorativo.

Postal de un portavela y portafósforos reciclados con botes de vidrio

Materiales para el portafósforos reciclado:

  • Frasco de vidrio.
  • Arcilla natural.
  • Pincel, pintura a la tiza y barniz.
  • Silicona transparente.
  • Estampas, cintas, hilo de yute o apliques de pedrería (opcional).
Portafósforos reciclado con frasco de vidrio

Mirá cómo se transforman los frascos de vidrio en portafósforos reciclados y recordá que para su decoración final se puede utilizar diversos materiales que tengas en casa, es decir, no hace falta gastar de más ni comprar nada. De hecho, la personalización de cada objeto decorativo es completamente a gusto de cada persona.

Creá este práctico portafósforos con tus propias manos.

El paso a paso de cómo crear coquetos y prácticos portafósforos con frascos de vidrio

  1. En principio, se recomienda limpiar bien el frasco de vidrio para evitar que tenga cualquier tipo de residuo. Quitá las etiquetas que vengan de fábrica.
  2. Luego, separá la tapa del frasco de vidrio y amasá la arcilla natural, pues la idea es estirarla un poco hasta que alcance y cubra toda la tapa.
  3. Antes de colocar la arcilla sobre esta, usá una especie de rodillo texturado para darle un aspecto único. También podés poner la palabra "fósforos" en relieve.
  4. Adherir la arcilla lista a la tapa y dejar secar muy bien antes de continuar con la pintura a la tiza y el barniz. Queda a tu elección el color o dejarla como está.
  5. Llegó el momento de decorar el frasco de vidrio. Podés emplear estampados de flores, cinta de arpillera con puntilla o pegar con silicona transparente apliques de pedrería.
  6. Por último, pegar por debajo de la tapa o en la parte inferior del frasco de vidrio las tiras de encendidos de los fósforos para poder utilizarlos con total normalidad.

Otras Noticias