plantas

La planta que todos piensan que es una maleza, pero que tiene uso increíble en tu cocina

Una vez que conozcas sus múltiples usos y lo fácil que es de cultivar, querrás un ejemplar de este vegetal en casa.
sábado, 6 de abril de 2024 · 13:12

En el mundo silvestre hay plantas que llaman la atención de todos por sus usos y la información que se transmite de boca en boca. Pero hay una que muchas veces es totalmente ignorada y realmente significa un desperdicio, nos referimos al Jaramago. 

Esta planta, también llamada hierba de los cantores, mostaza amarilla u oficialmente Sisymbrium officinale, es mucho más importante de lo que crees. Sus flores amarillas, cuando se secan, liberan una semilla y es justamente lo que necesitamos para hacer el condimento de la mostaza. De ahí viene uno de sus nombres.

Se usa en infusiones para aliviar síntomas relacionados al asma y a la bronquitis.

Características principales 

La mostaza amarilla no es una maleza, si bien crece sola en jardines, campos, tierras no cultivadas y hasta entre las piedras o escombros, es un vegetal que tiene propiedades muy beneficiosas y que, una vez que las conozcas, querrás cultivar en casa.

Esta planta es originaria de Europa y de Asia, crece en climas templados y se caracteriza por tener hojas grandes, arrugadas y de color verde oscuro que se pueden consumir en ensaladas, ya que es familia de las espinacas, brócoli y más.

Mezclar té jaramago con miel ayuda a aliviar la tos.

El Jaramago se puede utilizar para obtener semillas con un gran contenido de aceite y elaborar con ellas salsas picantes, condimentos y aderezos. También se puede utilizar en encurtidos y conservas. Como ves, es un gran condimento para tu cocina. 

Esta planta, también llamada hierba de los cantores, tiene propiedades medicinales, por eso es que se aprovecha para tratar problemas digestivos, estimular el apetito y como analgésico, ya que alivia los dolores de articulaciones y de músculos.

Se puede hacer vahos con esta planta para hacer limpiezas y purificar.

Respecto a ese nombre, según cuentan, alivia los malestares de la garganta y las vías respiratorias. Se comprobó que tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias; definitivamente, este yuyo es un tesoro.

El tallo de esta planta puede crecer hasta 60 u 80 cm.


 

Cómo cultivarlo en casa 

Es importante que proporciones un suelo fértil y drenado, preferiblemente disponé de un espacio donde le dé bastante sol o donde haya sombra parcial. Sus semillas se pueden sembrar directamente en la tierra a principios de la primavera o el otoño, por lo que estamos en la temporada perfecta.

La planta germina al final del invierno.

Podés comenzar a plantarla en una maceta y luego trasplantarla al jardín. Regá moderadamente el suelo, ya que la planta no requiere tanta agua ni atención. Verás que crece rápidamente y sola, podrás aprovechar todos sus beneficios rápidamente.