Monedas

Las monedas que ya no están en circulación pero que te harán ganar plata: mirá si las tenés

Solo deberías verificar si en tu casa quedó alguna de estas piezas cambiarias.
martes, 9 de abril de 2024 · 18:42

Con el paso de los años, son cada vez más las novedades que se imponen. En este caso, la numismática es la actividad que sigue sumando nuevos aficionados que tienen gran interés por las monedas y los billetes.

Recordemos que además de estas unidades cambiarias, también se coleccionan sellos u otros elementos antiguos que son ofrecidos en el negocio de compra y venta en sitios web como Mercado Libre.

Las monedas son uno de los objetos preciados de los coleccionistas.

Ideales para aquellos coleccionistas que desean completar su vitrina con los objetos o monedas escasos o que tienen características que les otorgan un valor exorbitante, son muchas las personas en todo el mundo que siguen esta tendencia.

En esta ocasión, son las monedas de cincuenta centavos de la economía nacional de Argentina las que se ofrecen a un precio mayor al que realmente tienen.

"Moneda 50 centavos San Martín del año 2000 sin circular", es la frase con la que un usuario ofrece la unidad monetaria al tener en sus manos algunas de las piezas que ya no se consiguen debido a que dejaron de fabricarse.

La moneda que es ofrecida para los seguidores de la numismática.

Con un precio superior a los setecientos pesos, estas monedas fueron lanzadas al mercado cambiario en un breve periodo de tiempo y su precio varía de acuerdo al diseño.

Además de las monedas con el rostro del General San Martín, existen otras unidades que circularon desde 1994 hasta el 2016. Son precisamente las de Evita, Martín de Güemes, Jorge Luis Borges y las Islas Malvinas las que se pueden encontrar en el mundo digital a precios mucho más altos, entre 200 a 44 mil pesos, dependiendo del vendedor.

Perfectas para aquellos coleccionistas que no quieren perderse ningún objeto considerado un "tesoro" para la numismática. Solo deberías verificar si en tu casa quedó alguna de estas piezas y ofrecerlas en las páginas de consulta de los aficionados a las antigüedades, o simplemente guardarlas como inversión.