Tabla de cocina

No tires la vieja tabla de cocina y hacé esta mesa trendy para tu living, más linda que las de revistas

Consagrate en las manualidades.
jueves, 16 de mayo de 2024 · 12:44

Con un guiño al bolsillo, es el mundo del reciclaje el que llegó para revolucionarte la cabeza con ideas que te invitan a ponerte manos a la obra. En esta ocasión, es la tabla de cocina que ya no usas, la que podrías transformar.

Con creaciones DIY ideales para esos espacios interiores y exteriores de tu casa, esta tendencia que sigue sumando nuevos aficionados es ecológica y sencilla e ideal para vos. ¿De qué se trata?

Dale una segunda oportunidad a esa tabla de cocina que no usas.

Con las tablas de cocina que ya no utilices como material protagonista, necesitarás patas Hairpin leg o las que tengas en tu casa, 1 lija fina, hidroesmalte blanco, laca protección transparente y aerosol para metales color oro viejo.

Cuando tengas los materiales para esta decoración ideal para tu living, primero pintá las patas de la mesa trendy con la que te consagrarás en las manualidades, para ello usá el aerosol de la tonalidad que le va a dar ese toque vintage a tu mueble de reciclaje.

Las patas hairpin leg que podrías usar para tu mesa trendy.

Una vez que hayas dejado que se sequen las patas de la mesita hecha con tabla de cocina, continuá con la parte superior de tu creación y pintala con hidroesmalte blanco. En el caso de que necesites lijarla, hacelo antes de aplicarle la pintura clara.

Finalizado el proceso de pintura de los elementos que se convertirán en la mesa reciclada para decoración de interior, vas a necesitar un taladro para poder asegurar las patas en la base de la mesa.

Ubica la creación DIY en tu living o el espacio que prefieras.

De esta manera, obtendrás la mesa trendy realizada con aquella tabla de cocina que alguna vez usaste cuando cortaste las porciones de pizzas o los vegetales para alguna ensalada o receta salada.

Dale el toque personal con plantas o adornos como complementos de tu mesa.

Sin dudas, es un adorno que te va a permitir ahorrar unos pesos y, como si fuera poco, habrás adquirido un nuevo conocimiento en el mundo de manualidades. Ahora podés presumirlo en el living, balcón, hall o en el espacio que prefieras.