Trucos de limpieza

El truco de las abuelas que todavía funciona para dejar tus manteles como nuevos después de cada reunión

Eliminá las manchas difíciles de tus complementos textiles para la mesa de forma rápida y segura.
viernes, 17 de mayo de 2024 · 20:21

No es un secreto que las reuniones con amigos nos reinician siempre la vida y dan ese chute de energía que necesitamos para continuar con la rutina laboral. Si bien es cierto que disfrutamos mucho de esos momentos tan agradables con los nuestros, donde no faltan las risas o lágrimas y un sinfín de anécdotas, cuando todo termina nos damos cuenta que la casa y los manteles piden a gritos una limpieza profunda.

Lejos de preocuparte por las manchas difíciles que quedaron en tus manteles, prestá atención a uno de los mejores trucos caseros para eliminar por completo la suciedad de estos complementos textiles diseñados especialmente para la mesa, ya que podrás crear un potente limpiador de forma rápida y segura.

Postal de una mancha muy visible en un mantel.

Materiales a usar en este truco de limpieza:

  • Una taza de agua.
  • 1/2 taza de agua oxigenada.
  • Botella con atomizador.
  • Plancha.
La plancha jugará un papel fundamental en la limpieza de tus manteles.

Se trata de un fabuloso truco de las abuelas que todavía funciona a la perfección para dejar tus manteles como nuevos después de cada juntada. Además, podés emplear el mismo método de limpieza para cambiar el aspecto de tus servilletas e individuales de tela sin dañarlos ni hacer demasiado esfuerzo.

Tus manteles quedarán como nuevos con este trucazo de limpieza.

Cómo crear y emplear la fórmula casera que dejará tus manteles como nuevos:

  1. En un recipiente plástico, mezclá una taza de agua con media taza de agua oxigenada. Pasá esta mezcla a una botella con atomizador y agitá bien para que los ingredientes se unan.
  2. Luego, rociá este potente limpiador casero sobre las manchas de tus manteles. Tratá que queden bien húmedas.
  3. El paso siguiente es pasar la plancha a temperatura media sobre las zonas afectadas de tus manteles. Repetí el proceso por 30 segundos aproximadamente y con mucho cuidado para no quemar la tela.
  4. Por último, poné tus manteles a lavar como lo haces habitualmente en el lavarropas. Listo, esas manchas difíciles seguramente ya desaparecieron.
Más de

Otras Noticias