CANASTO

Si se rompió tu canasto de ropa, no lo tires: creá este organizador increíblemente útil

Es una grandiosa forma de darle una segunda oportunidad.
sábado, 25 de mayo de 2024 · 02:07

El paso del tiempo, lógicamente, puede hacer estragos en muchos de los objetos que tenemos en casa. Este puede ser también el caso del canasto de ropa, que tal vez se dañó en el último tiempo, y que quizás ya tenías pensado descartar.

Pues bien, no lo hagas, dado que, en simples pasos, vas a poder transformarlo radicalmente para así convertirlo en un fantástico organizador de lo más encantador y, sobre todo, realmente útil.

Este será el resultado final. Fuente: (@dream_fairy_diy).

El procedimiento fue detallado desde la cuenta de Instagram “@dream_fairy_diy” y para llevarlo a cabo vas a necesitar: un canasto de ropa; cordón de yute o cuerda de dos colores diferentes; pegamento; círculo de cartón; tela para el interior del canasto y tijeras.

Vas a enrollar y adherir la cuerda trenzada de esta manera. Fuente: (@dream_fairy_diy).

Como primer paso, lo que vas a hacer para transformar tu viejo canasto es comenzar a trenzar la cuerda elegida para luego adherirla al canasto, primero a la base y con ayuda del pegamento, y luego todo alrededor del mismo.

Luego, vas a forrar también todo el exterior del canasto. Fuente: (@dream_fairy_diy).

Luego, vas a colocar en la última parte del canasto, es decir, cerca del borde, la tira trenzada de otro color y, por último, en dicho borde, la tela que vas a adherir luego al interior del recipiente.

Vas a colocar la segunda cuerda y el borde de la tela elegida. Fuente: (@dream_fairy_diy).

Por otra parte, vas a forrar el círculo de cartón con esa misma tela para añadirle en el centro una tira trenzada que funcionará como manija de tu organizador. Con la cuerda utilizada en primer lugar vas a terminar de forrar la tapa de tu canasto.

Por último, vas a forrar la tapa. Fuente: (@dream_fairy_diy).

Y es de esta forma tan simple, con un canasto roto o en desuso que tengas en casa y solo unos pocos materiales extra, que tu nuevo organizador estará listo. Podés almacenar allí, por ejemplo, los juguetes de los más chicos, o así también colocar en su interior esas cosas que estaban dando vueltas y que no sabías dónde guardar.

Más de

Otras Noticias