RECETA

Marshmallows caseros: no compres más los de la bolsita y hacé esta receta fácil que tus hijos van a amar

Este paso a paso es muy divertido y el resultado más todavía. Dejá fluir la imaginación para lograr golosinas personalizadas.
lunes, 27 de mayo de 2024 · 11:06

Todos conocemos los marshmallows gracias a la industria de la televisión porque si bien esta golosina puede ser muy tradicional en otras culturas, aquí no lo era. Hoy en día se venden en el supermercado, en las casas de repostería y hasta abundan las recetas en las redes.

En esta nota te enseñamos a hacer una versión sumamente sencilla para que puedas disfrutar de los más ricos y caseros marshmallows. Recordá que siempre podés darles la forma y los colores que quieras. Divertirte en el paso a  paso de estas sabrosas nubecitas que te van a sorprender con su sabor.

Son muy dulces, reducí a tu gusto las cantidades.

Ingredientes

  • 15 g de gelatina sin sabor
  • 75 ml de agua (para la gelatina)
  • Fécula de maíz o azúcar impalpable c/n

Para el almíbar:

  • 240 g de azúcar
  • 75 ml de agua (para el almíbar)
  • 1 cdita. de esencia de vainilla
Es un clásico verlos en la leche tibia.

Modo de preparación

  • En un bol pequeño o una taza, colocá los 15 gramos de gelatina sin sabor, agregá los 75 ml de agua fría y dejá reposar unos 10 minutos para que la gelatina se hidrate bien.
  • Mientras tanto prepará el almíbar en una olla mediana, mezclá el azúcar y el agua indicada en la lista de ingredientes y llevá a fuego medio, revolvé hasta que el azúcar se disuelva completamente, cuando haya quedado todo disuelto cociná hasta que alcance una temperatura de 118 °C (utilizá un termómetro de cocina para verificar o corroborá el punto bolita).
Los colores quedan a elección tuya.
  • Mientras el almíbar aún está caliente, añadí la gelatina hidratada y calentada si es que está muy fría y mezclá bien hasta que ambas partes se integren completamente.
  • Verté la mezcla de los marshmallows en el bowl de la batidora eléctrica o podés usar una de mano. Comenzá a batir a velocidad baja y aumentá gradualmente a velocidad alta.
Podés saborizarlos a gusto y piacere. 
  • Batí durante unos 10 o 15 minutos hasta que la mezcla de los marshmallows esté blanca, esponjosa y haya triplicado su volumen. Agregá la esencia de vainilla y mezclá bien. Prepará los moldes para los marshmallows, puede ser una placa rectangular o moldes de bombones previamente rociados con aceite vegetal o desmoldante casero, también podés cubrirlos con azúcar impalpable o con papel manteca.
Espolvoreá azúcar glass o fécula.
  • Nivelá la superficie con una espátula y dejá reposar a temperatura ambiente durante al menos 4 horas, o hasta que esté completamente firme.
  • Tené en cuenta que si querés hacer esta golosina de colores deberás dividir la mezcla antes de verterla en el molde y agregar algunas gotas de colorante alimentario a cada porción para obtener marshmallows de diferentes colores. 
  • Mezclá bien hasta obtener el color deseado y luego verté cada porción de color en el molde, podés intercalar colores para crear marshmallows  de diferentes colores en capas.
Personalizalos.
  • Pasado el tiempo necesario para que tomen consistencia, desmoldá los marshmallows y cortá los malvaviscos en cubos del tamaño que quieras. Para evitar que se peguen entre sí podés espolvorearlos con azúcar glas o fécula de maíz.

Otras Noticias