Plantas

El insecto que muchos confunden como bueno, pero puede arruinar las plantas en invierno

Las plantas requieren atención constante para evitar que se dañen por la llegada de insectos.
lunes, 6 de mayo de 2024 · 09:44

Cuando se toma la decisión de tener una huerta en casa, hay que tener en cuenta que se debe cumplir con una serie de cuidados y prevenciones para que las plantas se desarrollen con normalidad. Por eso, uno de los pasos más importantes es revisar con frecuencia todas las especies para verificar que están en buen estado.

Es que la mayoría de las hojas en algunas épocas del año, como el invierno, son más propensas a sufrir daños por insectos o plagas. A raíz de eso, lo recomendado por los especialistas es estar al pendiente de esta parte de la planta para verificar que no esté comida, ni tenga orugas cerca de sus raíces.

plantas
Es importante revisar el huerto con frecuencia.

Cuando los insectos están en esta fase de crecimiento pueden causar serios daños a las plantas, especialmente a las hojas. Para evitar que perjudiquen la cosecha, lo mejor es retirar manualmente cada una de las larvas o en caso de estar todas en la misma hoja, arrancar esta parte.

Así se eliminará de manera natural el problema. Hay que tener en cuenta que las orugas acostumbran a quedarse en las hojas más tiernas, por eso es importante revisar las lechugas, rúcula o demás plantas en profundidad.

plantas
Las larvas pueden causar daños en las hojas.

 

Cómo prevenir la llegada de larvas a las plantas

Además, es importante utilizar repelentes que prevengan la aparición de más larvas de insectos en la huerta. Para hacer este tipo de receta se requieren pocos ingredientes, debido a que solo uno puede ser muy efectivo. Entre ellos está el ajo, que es ideal para mantener lejos a las orugas, caracoles, pulgones, chinches, entro otros tipos de insectos.

plantas
El ajo es un fuerte repelente de insectos y plagas.

El primer paso para hacer este repelente es moler el ajo y dejarlo reposar un día en una taza con alcohol. Transcurrido el tiempo, se añade una taza más de agua y se rocía este líquido en las plantas, preferiblemente en la noche. Este procedimiento se puede repetir cada 15 días para que no pierda su efectividad.

Otras Noticias