Planta

La planta que resiste todas las temperaturas y la gran mayoría busca por su potente aroma a miel

Completá tu colección con esta variedad ideal para tu jardín.
martes, 11 de junio de 2024 · 09:50

Sin lugar a dudas, es la temporada otoño-invierno uno de los grandes retos para los aficionados de la botánica como consecuencia de las adversidades que cada planta enfrenta por el frío y las recurrentes heladas.

Sin embargo, el mundo vegetal es infinito y son muchos los tipos y variedades de plantas que presentan características que son aptas para la estación de turno y aquí te contaremos un dato que pocos conocen. ¿De qué se trata?

Si buscás un jardín coposo, es la variedad que no te puede faltar.

Es la planta conocida con el nombre de Lobularia Marítima o Alyssum maritimum la alternativa que muchos expertos en jardinería recomiendan a aquellas personas que buscan un espacio verde aún en otoño.

Perteneciente a la familia de brasicáceas, la Lobularia Marítima es una planta anual o perenne que tiene un corto periodo vegetativo durante los climas cálidos.

Ideal para la decoración de aquellas variadas huertas orgánicas, la conocida también por su nombre científico Alyssum maritimum es fácil de identificar porque alcanza de 10 a 30 centímetros de altura.

Con pequeñas flores blancas o violetas, la Lobularia Marítima es ideal para tus macetas o espacio verde.

Con una exótica y bella apariencia, la planta de Lobularia Marítima está conformada por hojas lineares de color blanquecino, cubiertas de pelos. Además, sus pequeñas flores son de color blanco o violenta de acuerdo a la variedad y cubren toda la planta.

Con mayor floración desde la primavera hasta principios del otoño, esta planta cautiva la atención por su potente aroma a miel, un detalle que la destaca en todo jardín.

El aroma a miel de esta planta es una de sus principales características.

Por otro lado, la Lobularia Marítima o Alyssum maritimum es esa planta que tanto buscabas para tu casa al identificarse dentro del grupo de los vegetales que resiste todas las temperaturas.

Finalmente, entre los cuidados generales que no deberías pasar por alto si tenés en tu jardín esta planta se encuentran: alrededor de 6 horas de luz solar para su florecimiento pleno y, de preferencia, suelos moderadamente húmedos y bien drenados para que las semillitas se desarrollen bien. ¡A tener en cuenta!

Más de