Tubos de papas

Mirá cómo podés transformar el tubo de las famosas papas que ibas a tirar en este increíble objeto decorativo

Una idea única que no podés dejar de lado.
jueves, 13 de junio de 2024 · 15:31

Los tubos de papas son un producto popular de snacks en muchas partes del mundo, conocidos por su conveniente empaque y su sabor crujiente. Estos tubos contienen papas fritas en forma de láminas apiladas, lo que las hace distintivas de otras presentaciones. Una de las marcas más reconocidas de este tipo de producto es Pringles, cuyas papas fritas se ofrecen en una variedad de sabores, desde el original hasta crema y cebolla o queso cheddar.

En nuestro país, se pueden encontrar estas y otras marcas en diferentes cantidades y sabores, lo que brinda un abanico increíble de opciones. Además de ser un bocadillo sabroso, los tubos de papas fritas son también un elemento popular en picnics y reuniones, ya que su empaque los hace fáciles de transportar y compartir. Aunque son disfrutados por su sabor y comodidad, es importante que recuerdes, que, como con todos los snacks procesados, se deben consumir con moderación dentro de una dieta equilibrada. Lo cierto es que este tipo de envoltorios suelen desecharse tras el consumo de las papas, pero, en esta ocasión, te brindamos una idea para reciclar este tubo y darle una nueva vida.

Los tubos de papas son muy populares a nivel mundial.

El reciclaje de tubos de papas fritas es una práctica creativa y sostenible que transforma estos envases en objetos útiles y decorativos. Este packaging, generalmente hecho de cartón, es ideal para una variedad de proyectos de manualidades debido a su forma y resistencia. Por ejemplo, podés convertirlos en elegantes floreros, envoltorios originales para regalos o, incluso, en prácticos organizadores de oficina. La clave está en la personalización: con un poco de pintura, papel decorativo o cualquier otro material creativo, estos tubos pueden adquirir una nueva vida y función.

Además, al reciclar estos envases, no solo se reduce la cantidad de residuos que terminan en vertederos, sino que también se fomenta la creatividad y la conciencia ambiental. Las posibilidades son infinitas, desde portadiscos de algodón hasta dispensadores de bolsas de plástico, cada proyecto refleja el ingenio y la preocupación por el medio ambiente. En esta oportunidad, te enseñamos a crear un jarrón increíble con un toque rústico que lo desmarca de cualquier otro.

Sin lugar a dudas, este proyecto de reciclaje termina transformando de manera única a los tubos de papas. Fuente: (@ofertasperolas)

Para comenzar con este proyecto, tomá un cartón y corta una especie de corazones, los cuales vas a tener que cortar, luego, a la mitad. Estos van a ser pegados uno al lado del otro alrededor del tubo de papas.

Con pocos elementos le das nueva vida a este elemento que parecía un tubo para desechar. Fuente: (@ofertasperolas)

Una vez que ubicaste el cartón alrededor de todo el tubo, tomá un cordón de yute y lo vas a colocar de la parte superior a la inferior como forrando toda la superficie de este proyecto. Todo este cordón va a ser fijado con pistola de silicona o pegamento especial para este tipo de reciclaje.

Este cordón de yute le da un toque increíble al proyecto. Fuente: (@ofertasperolas)

Sin lugar a dudas, este florero es único, tiene un toque rústico y sobre todo personalizado. Con este proyecto conseguiste darle vida a esos tubos de papas que muchos tienen almacenados sin darles utilidad, pero sobre todo dejaste al descubierto tu lado más creativo. Este tipo de reciclaje es un ejemplo perfecto de cómo objetos cotidianos pueden tener una segunda vida útil y cómo cada pequeño gesto puede contribuir con un futuro más sostenible.

Otras Noticias