CREMA

Los remedios están re caros: aprendé a preparar esta crema mágica para curar pequeños golpes

Ahorrate una buena cantidad de dinero con esta efectiva y rendidora opción.
sábado, 15 de junio de 2024 · 02:10

Los accidentes caseros suelen acontecer con cierta frecuencia y eso puede generar ciertas consecuencias visibles en nuestra piel, tal y como pueden ser pequeños golpes o alguna herida que, con ciertos cuidados, probablemente logre cicatrizar adecuadamente con el paso del tiempo. Para lograr esto, existen determinados tipos de crema o pomadas que contribuyen a la aceleración de este proceso.

En este sentido, no es novedad alguna que, con la actual inflación, los remedios y productos de este tipo aumentaron también considerablemente su precio, por lo que, ante la dificultad para adquirirlos, una grandiosa solución puede implicar la creación de tu propia crema en casa, ideal para curar esta clase de heridas.

Las cremas y pomadas suelen ser muy efectivas a la hora de cicatrizar heridas.

Es importante mencionar que, si bien es una grandiosa opción para aprovechar y para ahorrar algo de dinero, siempre es fundamental consultar con tu médico de confianza ante cualquier duda o inquietud. A continuación, te compartimos los detalles detrás de la creación de esta poderosa crema casera para sanar heridas y pequeños golpes, que se reveló por medio de un contenido en la cuenta de Instagram “@aromaterapiamariacarrasco”.

Ingredientes:

20 gramos de manteca de karité

7 gramos de oleato de árnica

5 gramos de oleato de manzanilla

4 gotas de aceite esencial de siempreviva

6 gotas de aceite esencial de lavanda

4 gotas de aceite de geranio

1 gota de vitamina E

Preparación:

Para elaborar esta crema casera, lo primero que vas a hacer es batir la manteca de karité en un recipiente, para añadir luego el oleato de árnica. Mezclá muy bien ambos ingredientes y agregá allí el oleato de manzanilla. Seguí revolviendo.

Vas a mezclar muy bien todos los ingredientes.

A esta mezcla, a continuación, vas a añadirle las gotas de ambos aceites esenciales, es decir, tanto el de siempre viva como el de lavanda. Por último, súmale el aceite de geranio y la vitamina E.

La vas a conservar en un frasco hermético.

Solo restará que traspases la crema obtenida a un frasco hermético y conservarlo en un lugar seco, frío y oscuro, con una durabilidad que se extenderá por un máximo de 6 meses.

Otras Noticias