Piel

No comprés productos carísimos para la piel, hacé esta bruma súper hidratante ideal para llevar en la cartera

Tomá nota de estas recomendaciones.
domingo, 16 de junio de 2024 · 01:02

Las brumas faciales naturales son una tendencia creciente en el cuidado de la piel, ya que ofrecen una forma refrescante y conveniente de hidratar y revitalizar la piel durante todo el día. Estos productos, a menudo enriquecidos con ingredientes como el agua de rosas, el aloe vera y aceites esenciales, proporcionan un impulso de hidratación sin perturbar el maquillaje o la barrera natural de la piel.

Además de sus propiedades hidratantes, muchas brumas faciales contienen antioxidantes y otros nutrientes que ayudan a proteger la piel contra los daños ambientales y el estrés oxidativo. Algunas, incluso, incluyen beneficios de aromaterapia, ofreciendo una experiencia sensorial que puede calmar la mente y mejorar el estado de ánimo.

Los cuidados de la piel son cada vez más importantes en las rutinas.

Para quienes se inician en esto de incorporar brumas faciales naturales en su rutina, hay opciones disponibles que se adaptan a diferentes tipos de piel y necesidades específicas, desde fórmulas calmantes para pieles sensibles hasta mezclas energizantes para un impulso de frescura instantáneo. Con una variedad de marcas y productos en el mercado, es importante investigar y seleccionar una bruma facial conforme a sus preferencias personales y objetivos de cuidado de la piel. Pero lo cierto es que existen muchas hierbas medicinales que combinadas pueden tener mucho mejor resultado del que se imaginan.

La Manzanilla es reconocida por sus múltiples beneficios para la piel, gracias a su rica composición de aceites esenciales, flavonoides y antioxidantes. Estos componentes le confieren propiedades antiinflamatorias, ayudando a reducir la hinchazón y el enrojecimiento, lo que la hace ideal para tratar irritaciones cutáneas y condiciones inflamatorias. Además, sus cualidades antibacterianas son efectivas contra el acné y otros problemas de la piel. La Manzanilla también promueve una tez radiante y tiene efecto antienvejecimiento, suaviza la piel y la protege contra los daños de los radicales libres.

La manzanilla tiene grandes propiedades para la piel.

Por otro lado, la Caléndula, conocida científicamente como Caléndula officinalis, es una planta con una larga tradición en el cuidado de la piel. Sus propiedades regenerativas y antiinflamatorias la hacen ideal para tratar la piel dañada o irritada, acelerando el proceso de curación y cicatrización de heridas. Además, la Caléndula es reconocida por su capacidad para hidratar la piel y reducir la aparición de manchas y estrías. Su uso es especialmente beneficioso en pieles sensibles, donde sus efectos calmantes y reparadores pueden aliviar afecciones como la dermatitis o el enrojecimiento posterior a la depilación.

Pocos conocen los beneficios de la Caléndula para la piel.

Es por esto que elegimos estas dos hierbas para crear esta bruma que será la nueva aliada que no puede faltar en tu rutina de belleza. Para ello, tomá un frasco en el que vas a colocar dos cucharadas de manzanilla, dos de caléndula y medio litro de agua hervida. Dejá reposar esta preparación por espacio de unos 10 a 15 minutos.

No dudés en poner en práctica este truco para tu piel. Fuente: (@lufurlong.nutricion)

Luego vas a colar de manera tal que filtre todo el líquido y lo colocás en un pulverizador. Es fundamental que lo rotules con nombre y fecha, esto te vas a permitir tener el control de qué elementos estás utilizando.

Tené la precaución de seguir el paso a paso. Fuente: (@lufurlong.nutricion)

Sin lugar a dudas, las hierbas medicinales son elementos significativos en las rutinas de la piel. Solo tenés que saber cómo combinarlas, un detalle que no podés dejar de lado es que como máximo esta preparación dura 20 días.