Vasos

Sin esfuerzo o productos caros: eliminá el mal olor de los vasos de vidrio con este truco de las abuelas que no falla

Tomá nota de estas recomendaciones.
martes, 18 de junio de 2024 · 12:35

Los vasos de vidrio pueden adquirir un mal olor por diversas razones, y es un problema común en muchos hogares. A menudo, este olor desagradable se debe a la presencia de bacterias que se acumulan con el tiempo, especialmente si los vasos no se lavan adecuadamente o si se dejan restos de comida y bebida.

El tipo de agua utilizada para lavarlos también puede influir, ya que el agua dura o con alto contenido de cloro puede dejar residuos que contribuyen al mal olor. Además, el uso de esponjas o fibras viejas para lavar los vasos puede transferir bacterias y olores desagradables a los mismos. Para combatir este problema, es importante cambiar las esponjas regularmente y evitar dejarlas húmedas, puesto que la humedad promueve el crecimiento de microorganismos.

Esta no es la forma correcta para dejar secar tus vasos.

Un truco de limpieza para eliminar el mal olor de los vasos de vidrio es lavarlos con agua tibia y jabón, asegurándose de enjuagarlos bien. También podés utilizar bicarbonato de sodio, que es un excelente desodorante natural, espolvoreándolo en el interior de los vasos y agregando un poco de agua caliente para formar una pasta. Esta pasta se debe frotar bien en las áreas afectadas y dejar actuar durante unos minutos antes de enjuagar.

Usá diferentes métodos para limpiar tus vasos.

Otra opción es usar una solución de vinagre blanco y agua destilada, que ayuda a neutralizar los olores y desinfectar. Es importante recordar que los vasos de vidrio nunca deben secarse con un paño, ya que esto puede transferir olores; es mejor dejar que se sequen al aire.

No tomes ninguna bebida de un vaso con mal olor porque esto indica que existen bacterias.

Si se sigue teniendo problemas con el olor después de intentar estos métodos, podría ser útil sumergir los vasos en una mezcla de vinagre y agua en partes iguales durante toda la noche y luego lavarlos con agua y jabón. Estos consejos y técnicas pueden ayudar a mantener los vasos de vidrio limpios y sin malos olores, garantizando que estén listos para usar en cualquier momento.

Un dato no menor para eliminar el mal olor de los vasos es dejarlos secar por evaporación boca arriba o en el caso de contar con un escurridor que mantenga una distancia de la superficie podés dejarlos boca abajo. De esta manera, se secan muy bien, el agua se escurre y una vez que estén secos los guardás, boca arriba, para evitar la formación de cualquier bacteria. Sin lugar a dudas, este truco nunca falla.

Es fundamental que almacenes los vasos de esta manera. 

Es fundamental que recuerdes que los vasos de vidrio y la loza no se seca con telas o repasadores, ya que podés contaminarlos. En el caso de las cacerolas, cualquier tipo de bacteria se elimina con el calor, al colocarlas en el fuego.