TARTA SACHER

Tarta Sacher: enamorate de esta tradicional receta chocolatosa y preparate para los aplausos

Aprendé a preparar este postre típico de Austria y sorprendé a todos con su exquisito sabor.
martes, 18 de junio de 2024 · 01:20

Si querés deleitar a todos en tu casa con un postre diferente, delicioso y tentador, no podés dejar de hacer la tarta Sacher. Es una opción ideal para servir después de una rica comida en familia. Esta torta chocolatosa es súper esponjosa, ligera y mantecosa, recubierta con una fina capa de cacao que le permite conservarse durante períodos largos.

La tarta Sacher tiene una combinación de sabores inigualable.

La tarta Sacher, en alemán Sachertorte, es una torta de chocolate tradicional de Austria. Este clásico platillo dulce consiste en dos planchas gruesas de bizcochuelo de chocolate y manteca separadas por una fina capa de mermelada de damasco y recubiertas con un glaseado de chocolate negro por arriba y los lados. En general, este postre se suele acompañar con crema de leche montada. El postre fue inventado en 1832 por Franz Sacher, por ese entonces un joven aprendiz de repostería. Con el tiempo, este pastel ganó gran popularidad alrededor del mundo.

El hotel Sacher, fundado por Franz Sacher, comercializa el auténtico postre con el apelativo de "Original Sacher-Torte".

Hacer la tarta Sacher lleva un poco de tiempo, pero su elaboración no es tan complicada como parece, sino todo lo contrario. Si se sigue el paso a paso como indica la receta, no hay manera de que el postre salga mal. A continuación, tomá nota de las indicaciones para preparar esta torta de chocolate con dulce de damasco y lucirte como un pastelero profesional.

 

Ingredientes

Masa

  • 140 g chocolate semiamargo
  • 140 g manteca
  • 40 g azúcar impalpable
  • 2 cucharadas esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • 6 yemas
  • 6 claras
  • 180 g azúcar
  • 140 g harina

Baño Sacher

  • 250 g azúcar
  • 125 cc agua 
  • 300 g chocolate semiamargo

Relleno

  • 300 g dulce de damascos

 

Elaboración

Masa

  1. El primer paso consiste en fundir el chocolate con la manteca. Agregar sal, esencia de vainilla, azúcar impalpable y las yemas de a una.
  2. Por otro lado, batir las claras con el azúcar a punto merengue. Incorporar a la masa y alternar con la harina tamizada.
  3. Repartir la masa en 2 moldes de 20 a 22 cm de diámetro. Los moldes deben estar enmantecados y fríos. También se pueden utilizar moldes de siliconas para conservar mejor la humedad.
  4. Hornear los bizcochos a 180° C entre 15 a 18 minutos.

Baño Sacher

  1. Colocar azúcar y agua en una cacerola.
  2. Una vez que se hizo el almíbar, agregar el chocolate picado y cocinar hasta 110° C (punto cinta). Calcular unos 3 a 4 minutos de hervor pleno. Evitar que el azúcar se cristalice, sobre todo, en los bordes.
  3. Volcar un cuarto de la preparación sobre la mesada y con dos espátulas enfriarlo para que los cristales de azúcar empiecen a formarse. Cuando tenga una textura espesa, volcar nuevamente con el resto del baño y mezclar. Verter en el recipiente y bañar la torta.

Armado de la tarta

  1. Tamizar el dulce de damasco y unir los discos de masa. Untar toda la torta con la mermelada. Dejar orear antes de bañar. Bañar con el baño Sacher tibio.
Si sos fanático del chocolate, no podés dejar de hacer la tarta Sacher. Receta compartida por Osvaldo Gross en su Instagram: "osvaldo_gross".

Lista esta tarta Sacher, un postre delicioso que les gustará tanto a grandes como a chicos por igual.

Tip: una vez que el baño Sacher se haya enfriado, se debe bañar de inmediato la torta, porque si se espera demasiado, la cobertura se recristalizará y será difícil trabajar con ella.

Otras Noticias