Budín de espinaca

Budín de espinaca relleno: la receta más rica y con pocos ingredientes que te salva el almuerzo o cena

Un paso a paso que nunca falla.
martes, 25 de junio de 2024 · 10:36

El budín de espinaca es un plato delicioso y nutritivo que combina la textura suave del budín con los beneficios saludables de la espinaca. Esta verdura es rica en vitaminas A, C, E, K, y del complejo B, así como en minerales como el calcio, hierro, potasio, magnesio, manganeso y fósforo. Además, es una excelente fuente de proteínas y fibras.

Este plato es muy versátil y se puede disfrutar tanto caliente como frío, lo que lo hace ideal para cualquier época del año. Asimismo, se puede servir como plato principal o como acompañamiento, y es posible variar la receta agregando otros ingredientes como mozzarella, jamón, zanahoria o calabaza para crear nuevas versiones del budín de espinaca. También existe una versión sin harina, lo que lo hace apto para personas que siguen una dieta sin gluten.

Este budín de espinaca es increíble. Fuente: (@yani.mamaessen)

En resumen, el budín de espinaca es una opción saludable y deliciosa que se puede adaptar fácilmente a diferentes gustos y necesidades dietéticas. Su preparación no es complicada y puede ser una excelente manera de incorporar más verduras en la dieta de una forma creativa y apetitosa.

Ingredientes:

  • 2 atados de espinaca cocidos y escurridos o 400 g de espinaca congelada.
  • 2 cebollas cortada chiquita
  • 1/2 morrón 
  • 1 zanahoria rallada
  • 4 huevos
  • Condimentos a gusto (Sal, pimienta, nuez moscada)

Relleno:

  • 100/150 g de queso fresco o mozzarella

Preparación:

La receta tradicional de budín de espinaca suele llevar ingredientes como espinacas frescas, cebolla, ajo, ricota, huevos, queso rallado, pan rallado, sal y aceite de oliva, y se puede enriquecer con especias como el orégano para darle un sabor más intenso. Lo cierto es que, en esta oportunidad, te traemos una versión muy saludable y apta para todo público, libre de gluten. Lo primero es lavar bien las hojas de espinaca, separar las partes que no estén en condiciones. Luego, se cortan y se cocinan en agua con sal hasta que estén tiernas. Después de colar y enfriar las espinacas, se pican finamente y se reservan. También podés utilizar espinaca congelada que tengas en el frezzer.

A continuación, picá la cebolla, la zanahoria y el pimiento y saltéalos en una sartén, añadí sal al gusto y los condimentos que más te gusten.

Es fundamental que la cebolla quede transparente. Fuente: (@yani.mamaessen)

Luego vas a agregar la espinaca y una cucharada de queso crema, para darle una consistencia más cremosa a esta preparación.

Si la espinaca está congelada, verifica que se descongele completamente. Fuente: (@yani.mamaessen)

Tomá un recipiente y colocá los huevos, batilos levemente y añadí la preparación anterior.

Incorpora la preparación junto con los huevos. Fuente: (@yani.mamaessen)

El siguiente paso es enmantecar una budinera. Vertí la mitad de la mezcla en la budinera, colocá queso mozzarella o queso fresco y volcá lo que resta de la preparación.

De esta manera vas a conseguir que el budín de espinaca sea inolvidable. Fuente: (@yani.mamaessen)

Llevá el budín de espinaca a un horno precalentado a 180 °C durante aproximadamente 40 minutos o hasta que, al introducir un cuchillo, este salga seco y limpio. Es importante esperar a que el budín se entibie antes de desmoldarlo. Sin lugar a dudas, esta receta es increíble y saludable, así que no podés dejarla de lado.

Otras Noticias