REALEZA

Ya se lo comunicó a sus propios hijos: la noticia más difícil de la Infanta Cristina

La hermana del Rey Felipe no podrá olvidar este 2020.
martes, 16 de junio de 2020 · 17:32

Nadie de la Familia Real o quienes hayan pertenecido a ella podrán olvidar este año 2020: a diferencia de otras Coronas, la española no ha padecido en carne propia con casos positivos de coronavirus, pero los sucesos privados y el escándalo han estado a la orden del día en Zarzuela. Ahora nos preocupa la Infanta Cristina.

Luego de un año de malas noticias que se inició el 8 de enero con el fallecimiento de su querida tía Pilar, la Infanta Cristina ha visto cómo lo peor fue salpicando de cerca y, sin querer, ha quedado en el medio de los dos escándalos de corrupción más grandes de Zarzuela en los últimos años.

Es que la Infanta Cristina no es ni más ni menos que la hija del emérito Juan Carlos y quien se casó con Iñaki Urdangarín, ambos protagonistas de los mayores temblores que han sacudido a la Corona: el caso Nóos de Iñaki y el Corinna gate de Juan Carlos. 

Sólo la Infanta Cristina debe saber por lo que está pasando, pero la situación coincidente con su cumpleaños no ha resultado indiferente para sus hijos a quienes ya les ha comunicado la decisión drástica que tomará en los próximos días.

Se trata de uno de los cumpleaños más amargos para la Infanta Cristina desde que su hermano Felipe la separó de sus funciones en la Casa Real tras apoyar públicamente a Iñaki Urdangarín en el caso que terminó condenándolo hasta el día de hoy a prisión.

Y una de las principales decisiones que tomará la Infanta Cristina es justamente separarse definitivamente de Iñaki, a quien no puede ver desde el confinamiento y se ha enterado de los rumores que lo han vinculado con una trabajadora del penal donde cumple su condena.

Desde que Iñaki Urdangarin ha entrado a prisión, todo ha cambiado para Cristina, quien ha perdido toda relación con el Rey Felipe y la Reina Letizia, mientras se sostiene en su hermana Elena y de vez en cuando en sus padres, cuando deja su residencia en Ginebra y le permiten la entrada a Zarzuela.

La locación tiene que ver la otra decisión drástica que la Infanta Cristina le ha comunicado a sus hijos: dejarán Ginebra y se mudarán a Lisboa, en un nuevo exilio tras los últimos escándalos públicos de su padre y una certeza: las salidas transitorias de Iñaki quedarán en el olvido y la modalidad de visita será la que definan los abogados del litigio que se aproxima.

Otras Noticias