Ana Soria sufre lo que antes pasaba Paloma Cuevas: si quieres la rosa, acepta la espina

Tremenda tensión captada por las cámaras.
viernes, 7 de agosto de 2020 · 14:28

Uno de los oficios más polémicos  y famosos de España es el de ser torero: cuestionado, peligroso y categórico. Por eso Ana Soria sufre lo que antes pasaba Paloma.

La joven ha asistido por primera vez a una corrida de toros para ver a su novio hacer el oficio que lo convirtió en famoso a nivel mundial.

El ex de Paloma Cuevas regresó a las plazas, y realizó su carta de presentación en el puerto de Santa María, ante la mirada atenta de su novia.

Pero Ana aprendió que, si quiere estar con Ponce, deberá aprender a aceptar que este es el riesgoso oficio en el que deberá acompañarlo.

El torero pasó momentos de extremo peligro, cuando el toro que estaba en la plaza lo levantó en el aire y lo hizo caer al piso. Y a todo esto, la almeriense tuvo que mirar.

En determinado momento, la presión fue tanta que Soria no pudo seguir mirando cómo estaba corriendo riesgo la vida de su pareja.

Recordemos que por muchos años, estas caras de sufrimiento las vimos en la cara de Paloma Cuevas, siempre fiel y compañera al actual novio de la estudiante de abogacía.

Pero este oficio es el que mueve la vida de Ponce, por lo tanto (y aparentemente) ninguna mujer, ni Cuevas, ni sus hijas, ni su nueva novia, van a ser quienes le hagan cambiar de idea.

Otras Noticias