Espectáculos

Quedó vacante la subasta de la porno de Marilyn Monroe

Se intentó vender ayer, pero la oferta máxima llegó a U$S 280 mil, y el dueño la rechazó. Fue en el marco de la Feria de Coleccionismo Cinematográfico.
lunes, 08 de agosto de 2011 · 00:00

Aunque hubo varios interesados, no se logró vender una copia de la película porno protagonizada, supuestamente, por Marilyn Monroe, que fue ofrecida en subasta ayer en el Centro Cultural Borges, en la ciudad de Buenos Aires. La oferta máxima, de U$S 280 mil, la hizo un coleccionista de los Estados Unidos, pero no convenció al dueño, que había establecido un piso de U$S 500 mil. “Ahora los coleccionistas tendrán que ahorrar o buscar una negociación privada con el propietario”, explicó el español Mikel Barsa, intermediario en esta operación y organizador de la Feria Internacional de Coleccionismo Cinematográfico, donde se realizó el remate.

La película, en blanco y negro, dura seis minutos y fue filmada entre 1946 y 1947. La copia subastada es la única conocida en 8 milímetros. Estaba en manos de un coleccionista español que murió hace poco. Sus herederos la descubrieron y se contactaron con Barsa, quien ya había comercializado la otra copia, de 16 milímetros, de este corto rodado originalmente en aquel formato. La pieza se dio conocer en 1997, pero el “mito” lo comenzó a difundir una revista en 1980. Dio lugar a una gran controversia sobre su autenticidad. Muchos dudaron que la joven rubia que aparece en escenas de sexo con un hombre fuera realmente Norma Jeane Baker, quien luego sería conocida como Marilyn Monroe. La película supone un comienzo “underground” de la protagonista de Los caballeros las prefieren rubias (1953), antes de dejar su impresión indeleble en la historia del espectáculo. Para Barsa, en cambio, existen varias pruebas “casi irrefutables”. Entre ellas, el intento del primer marido de Marilyn, Joe Di Maggio, de comprarla, y “los documentos desclasificados del FBI donde reconoce la existencia de la película y menciona ‘actos perversos’”, contó el coleccionista.

Un espacio de intercambio

La primera edición latinoamericana de la Feria Internacional de Coleccionismo Cinematográfico, un espacio de intercambio de material relacionado con el mundo del cine, se desarrolló el 6 y 7 de agosto en el Centro Cultural Borges. Su organizador, el manager y coleccionista español Mikel Barsa, explicó que se realiza cada año y que la primera se hizo en 1984. La edición porteña calcula que fue visitada por 3000 asistentes. Barsa contó que en la subasta de ayer, donde fracasó la operación de la película de Marilyn, se vendieron, entre otras piezas, un afiche italiano de El regreso del Jedi, en 3000 pesos y un disco de Tommy Steele, en $ 2500.

Comentarios

Otras Noticias