El final menos esperado en "Los ricos no piden permiso"

La audiciencia lloró con la escena de ayer. Mirá el video.
sábado, 25 de junio de 2016 · 00:00
BUENOS AIRES.- Agustín Villalba, el personaje de Gonzalo Heredia en "Los ricos no piden permiso", exitosa novela que se emite por El Trece, murió en uno de los capítulos más tristes de lo que va del la tira de Pol-Ka, como se puede ver en el enlace desde el minuto 30. 

Agustín había sido baleado por el intendente Marcial (Luciano Cáceres), cuando fue a comunicarle a su esposa Josefina (Eva de Dominici) que decidía separarse, tras descubrir que ella era infiel con el político. Luego de estar internado, el corazón del personaje dejó de funcionar, pero en sus últimos minutos de vida pensó en Elena, Agustina Cherri, la empleada de la estancia a la que él amaba perdidamente a pesar de estar casado.

Después de matar al personaje de Heredia, Marcial amenazó con matar a Josefina si ella no decía a todos que su marido se  había suicidado.

Entre lágrimas, la mucama se despidió del cuerpo con una sentida declaración de amor. "Te prometí que iba a ser feliz, pero no puedo. Mi corazón se murió con vos, Agustín. No voy a amar a nadie como te amé a vos”, reconoció y se quebró Elena. La mucama le dio un beso de despedida al cuerpo y aseguró "nos vemos en el cielo, mi amor.”

La serie se centra en los patrones y los empleados de Santa Elena, una gran estancia que está bajo el mando matriarcal de Angélica (Norma Aleandro), quien la hereda luego de que su esposo Carlos María falleciera. Los Villalba tienen que pasar por situaciones de dolor, amor, conflicto, poder y tristeza durante toda la historia. La alegría se efectua cuando ocurre la boda del hijo menor de la familia, Agustín (Gonzalo Heredia), el cual se casa con su novia Josefina (Eva De Dominici) en la estancia. Pero el destino tenía otros planes para los habitantes de Santa Elena.


Comentarios

Otras Noticias