Paris Hilton rechaza la presencia de Lindsay Lohan en su vida

La rica heredera asegura que no puede confiar en la ex estrella de Disney
viernes, 21 de diciembre de 2018 · 11:20

La campaña de rehabilitación que ha llevado a cabo Lindsay Lohan en los últimos años para dejar atrás su reputación de joven problemática y presentarse ante el mundo como una mujer nueva reconvertida en empresaria de éxito no termina de convencer a algunos de sus antiguos conocidos.

En concreto, Paris Hilton -su bff con quien en su día se codeó por los clubes nocturnos más exclusivos de Los Ángeles- sigue sin confiar en la antigua estrella Disney por mucho que esta afirme haber encontrado la paz y la serenidad en su nueva vida entre Dubái y Grecia.

“Éramos solo amigas”, ha matizado la rica heredera en una entrevista a la emisora SiriusXM para dejar claro que su relación nunca fue demasiado estrecha en un primer lugar. “Lindsay es una de esas personas de las que no termino de fiarme por completo. Y solo quiero a mi alrededor energía positiva y gente que me transmita buena vibraciones”.

Allá por 2006 las dos celebridades protagonizaron junto a Britney Spears, la entonces princesa del pop en plena caída libre, uno de los momentos inolvidables de la cultura popular durante una noche de fiesta por West Hollywood a lo largo de cual no tuvieron reparo en lanzarse todo tipo de pullas ante los paparazzi: Paris acusó a Lindsay de haberle tirado una bebida por encima y la tercera en discordia demostró en un par de ocasiones que había salido de casa sin ropa interior.

Ahora la DJ y empresaria ha querido ofrecer algo de contexto acerca de la forma en que comenzó esa velada que explicaría por qué ella no estaba precisamente de buen humor cuando se produjo ese ya legendario intercambio de reproches ante los fotógrafos.

“Britney y yo habíamos salido esa noche y Lindsay se nos unió sin haber sido invitada. Estábamos en una fiesta en los bungalós del hotel Beverly Hills y al poco tiempo Britney y yo decidimos que queríamos irnos a casa y Lindsay empezó a perseguirnos, literalmente, y se metió en el coche con nosotras sin importarle que fuera un biplaza.

Se acopló descaradamente, pero yo no quise humillarla delante de los paparazzi echándola del coche”, ha recordado acerca de aquel inolvidable momento.

Comentarios

Otras Noticias