Dramático relato de Carmela Bárbaro: "casi me cortan una pierna"

La hija Julio Bárbaro contó terribles momentos de su vida.
lunes, 18 de febrero de 2019 · 10:35

Carmela Bárbaro, fue invitada al programa Debo Decir, que conduce Luis Novaresio en América, para explicar como ve la realidad del país desde su rol como periodista. Sin embargo, la conversación se desvió y terminó convirtiéndose en protagonista de la noche. Su relato generó empatía y emoción.

La hija del dirigente peronista Julio Bárbaro, contó que cuando tenía 16 años fue diagnosticada con un linfoma y que la obligó a hacer quimioterapia durante un año completo: "Pasé por algunos momentos complicados en el medio del tratamiento. Tenía una herida que no cicatrizó porque no tenía defensas, entonces me agarró una infección y me tuvieron que internar".

"Fueron momentos muy críticos, independientes de la enfermedad pero que tienen que ver con lo que conlleva la quimioterapia. Me pasó en una edad en la que morirte no es una alternativa. Vos hacés lo que te digan que tenés que hacer", contó en medio del silencio completo del estudio.

Cuando creía que había terminado el calvario, realizó un viaje con quien era su novio, pero al regresar a los 18 años, los problemas de salud regresaron: "Me sacaron en andas de una cancha de paddle porque no podía ni caminar. Me dijeron que era cáncer de huesos, una metástasis… Es un fantasma que te persigue toda la vida".

"No dábamos con el diagnóstico y un médico hasta me dijo que me iban a cortar la pierna por debajo de la rodilla. Es un golpe espantoso que te digan una cosa así. Pero después busqué otros diagnósticos y al final era una consecuencia de la quimioterapia: una serie de combinaciones de drogas hace que se te destrocen los huesos. Aunque no se vea, soy renga", dijo.


"Me enojé en ese momento, como a todas las personas que les pasan cosas injustas", se confesó la ex panelista de Mariana Fabbiani

Respecto a su vida en la actualidad, contó como lleva el vínculo con Gerardo Rozín, padre de su hija Elena, de ocho años. Y como tomó la determinación de convertirse en madre soltera de Manuel: "Tomé la decisión sin saber cómo iba a funcionar. Fui sintiendo de a poco cómo iba pasando y fue cada vez mejor, no me arrepiento para nada".

"Tener un hijo es muy difícil. Cuando crees que tenés más o menos acomodado al pibe algo pasa y no estás segura de lo que vas a hacer. Tenemos mucho poder y les podemos hacer mucho daño, por eso hay que ser muy conscientes". Manuel nació producto de una inseminación artificial y por motivos legales no puede acceder a la identidad del donante.
 

Comentarios

Otras Noticias