Tras 10 años de hermetismo, el cuerpo de Michael Jackson "habla".

Se conocieron detalles escalofriantes sobre su estado de salud previo a fallecer.
viernes, 21 de febrero de 2020 · 22:43

Desde la desaparición física del Michael Jackson nada se ha sabido a ciencia cierta sobre el estado de salud que tenía al momento de su muerte. Falleció un 25 de Junio de 2009 y desde la fecha ningún allegado habló de sus enfermedades o complicaciones.

Cierto es que el astro llegó a su fin tras haber sufrido un paro cardiorespiratorio en su casa de North Carolwood Drive del Barrio Holmby Hills de Bell-Air (California, Estados Unidos), producto de una intoxicación aguda de Propofol y Benzodiacepinas.

Al momento de su fallecimiento el cantante se encontraba preparando una recorrida por los lugares más importantes del país con su show denominado "This Is It". Shows que no pudo concretar.

Ahora se supo que el estado de Michael era devastador cuando encontró su final: tenía pastillas disueltas en su estómago y sobrevivía apenas con una comida al día, informó el diario The Sun.

La misma fuente agregó que además de las innumerables cirugías que se había practicado, tenía tatuados los labios de color rosado y su cabello era una película pegada a su cuero cabelludo, también tatuado en la zona de las raíces.

Siguiendo con las últimas novedades, se conoció sobre el estado de la estrella de la canción: “las marcas de inyección en todo el cuerpo y la desfiguración causada por años de cirugía plástica demostraron que su declive en sus últimos años”, afirma quien rompió el silencio.

Atrás quedaron aquellos años dorados del Pop en donde Michael Jackson lideraba con su reinado musical. Sólo queda su recuerdo y sus canciones.