El principe William y Kate Middleton reciben una mala noticia y temen lo peor con sus hijos

Los hijos de los duques de Cambridge podrían estar en peligro.
domingo, 1 de marzo de 2020 · 16:38

Los hijos del príncipe William luego del anuncio que hicieron en el instituto Thomas’s Battersea, donde asisten todas las semanas, fueron enviados a su casa a la espera de los resultados de las pruebas, de acuerdo a la información que brindó el Daily Mail. 

El príncipe William y Kate Middleton recibieron una mala noticia: la escuela donde asisten sus hijos, el príncipe George y la princesa Charlotte de Cambridge, hay cuatro niños que fueron aislados esperando saber si están afectados con coronavirus.

Según le confirmaron al duque de Cambridge y su esposa, dos de los niños que van al mismo colegio donde asisten sus niños, recientemente viajaron al norte de Italia y regresaron luego de mostrar síntomas parecidos a la gripe. 

El mismo centro educativo elegido por el príncipe William, a través de un portavoz informó que al igual que están tomando medidas serias en cuanto a los potenciales riesgos relacionados con la propagación del coronavirus.

“Tenemos un número muy pequeño de estudiantes que han sido evaluados y que permanecen en sus casas esperando a recibir los resultados de sus pruebas. Todos los padres han sido informados y hemos mantenido una comunicación regular con nuestra comunidad escolar para garantizar que se compartan los consejos y circule información relevante. Por supuesto, preservaremos la confidencialidad del personal y de los alumnos, y no haremos comentarios sobre casos específicos”, expresó en un comunicado el colegio al que el duque de Cambridge envía a sus niños.

De momento, el príncipe William y Kate Middleton no han hecho ninguna declaración sobre el tema, tampoco han emitido ningún comunicado en sus sitios oficiales. 

La alerta sanitaria en el Thomas's Battersea se produjo luego de que otras 13 escuelas en Reino Unido cerraron sus puertas por temor a la propagación del virus. Mientras tanto, el hijo mayor  de Carlos de Gales y su esposa están a la espera de los resultados.