Mujer

Día de la mujer: qué hacer con el terreno ganado al hombre

En un nuevo 8 de marzo, un análisis de los especialistas sobre la nueva era del género, donde hombres y mujeres se disputan el liderazgo.
domingo, 08 de marzo de 2009 · 00:00
Por una vez, empecemos por el final. Con el objetivo de que todos lo lean (y de evitar suspicacias acerca de la no existencia de un Día del Hombre) esta nota empezará por la conclusión.

Lo cierto es que el Día de la Mujer no se festeja, se conmemora. Se trata ni más ni menos que el recuerdo de la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Es fiesta nacional en algunos países y es conmemorada por Naciones Unidas.

Mientras -según cifras de Amnistía Internacional- al menos 1 de cada 3 mujeres sea golpeada, u obligada a mantener relaciones sexuales o sufrido otra clase de abusos (por lo general, de parte de un familiar o conocido); o mientras 2 millones de personas sean víctimas de trata cada año, en su mayoría mujeres y niñas; o mientras el salario de las mujeres sea 30% menor al de los hombres ante igual tarea, deberá haber Día de la Mujer. Y será bueno que nunca se dejen de hablar de estos temas.

Con el Día de la Mujer como excusa, Infobae.com se propuso corroborar, o no, eso de que al llamado sexo débil todo le cuesta el doble.

Con ese fin, y con hombres que en pleno siglo XXI aún consideran que hay ámbitos propios, vedados para el sexo femenino, este sitio consultó a profesionales de diferentes ámbitos.

La licenciada Cristina Castillo, psicoanalista de Pareja y Familia del Centro Dos, aseguró que las diferencias entre hombres y mujeres "no son mejores ni peores, son diferencias".

Ella consideró que "la mujer tiene la capacidad de hacer muchas cosas a la vez". Tras recrear la escena de un grupo de amigas hablando de varios temas a la vez sin concluir ninguno y asegurar que los hombres no están aptos para eso, remarcó que "esto no es porque la mujer sea más fuerte, sino porque es detallista y quiere estar en todo. Y eso no está ni mal ni bien, es así".

Con ella coincidió la licenciada Beatriz Goldberg, quien habló de una "capacidad intuitiva intelectual" de la mujer, en el sentido de que "puede hacer varias cosas simultáneas; el hombre suele tener un pensamiento más lógico y lineal, mientras que la mujer puede hablar con una amiga, cuidar la comida que está en el horno y calmar al hijo que llora".

Esta capacidad para hacer varias cosas a la vez parecería ajustarse también a lo puntualmente estético. "Los hombres suelen tener menos complicaciones si tienen un rollito o les aparece una cana", dijo Castillo, pese a reconocer que cada vez más se ocupan de su belleza. De la vereda de enfrente, una mujer no soporta verse con canas, le gusta (o le imponen) ir al gimnasio dos o tres veces por semana, debe salir a la calle depilada.

Sin ir más lejos, a la hora de ir a una fiesta -opinó Goldberg- "él se afeita, se pone un traje y ya, mientras que la mujer debe maquillarse, ir a la peluquería, pensar que la ropa no sea la misma del evento anterior...".

Pese a la cualidad de hacer varias cosas a la vez y pretender "estar en todo" que describió Castillo, también reconoció que "las mujeres cada vez cocinan menos; los hombres 'tomaron' la cocina" y cada vez más se encargan del almuerzo o la cena, según sus obligaciones le permitan.

La profesional consideró que "la casa está un poco relegada por la mujer" y aseguró que "la mujer que trabaja tiene alguien que la ayude con las tareas; la que no tiene empleada se reparte con el marido". Y agregó: "Difícilmente la mujer que trabaja afuera de la casa soporte una relación en la que no tenga empleada ni marido que la ayude".

En tanto, Goldberg opinó que "pese a que la crianza de los hijos es compartida hay cosas básicas que están más a cargo de la mujer". Para ella, por ejemplo, "si el hijo está enfermo es más probable que la mujer se quede en la casa; el hombre hace el favor, a la mujer le corresponde".

Respecto a los hijos, Castillo opinó que cuando una mujer decide ser madre "hay cosas que por un tiemp

Comentarios

Otras Noticias