Mujer

Lo que ellos saben del sexo...y vos ignorás!

Pensás que ya aprendiste tooodo? Sorpresa: hay seis aspectos eróticos en los que los hombres se manejan mejor que nosotras. Tomá nota. Ellos, encantados de enseñarnos.
viernes, 23 de julio de 2010 · 00:00

Seguramente no te gustaría ser un hombre. Hablan entre ellos con monosílabos, despiden un aroma letal a la altura de sus pies y suelen perder horas y horas frente altelevisor mirando fútbol o cualquier otro deporte. Sin embargo, los expertos coinciden en señalar que, muchas veces, los varones nos llevan la delantera cuando de sexo se trata.
“Lo que sucede es que, por cuestiones biológicas y también culturales, ellos tienen una conexión más fluida con su corporalidad que las mujeres. Saben con claridad cuáles son sus necesidades y deseos, y los concretan sin tanta racionalización de por medio”, precisa la sexóloga Celia Laniado, autora del blog de sexo de Cosmo y titular de www.sexologcelia.com. Entonces, los chicos tienen algo que enseñarnos.

VERDAD 1
Es mejor si estás siempre lista
“El hombre vive fantaseando y, justamente, el motor del sexo son las fantasías eróticas. Por eso le resulta más sencillo ‘sintonizar’ con lo erótico cuando finalmente seda la posibilidad de concretar algo de eso que pensaron a lo largo del día. Es muy raro que un varón diga que no”, afirma el sexólogo Ezequiel López Peralta, de www.sexoterapiaonline.com.
En nuestro caso, en cambio, cualquier instancia puede desencadenar una huelga de ratones caídos: tener pancita, un dolor de cabeza o la tarjeta de crédito al rojo vivo, por ejemplo. Y sucede que muchas veces, ellos (adivinando que no estamos de humor para el sexo) desisten de pedirnos mimos, lo que termina reforzando nuestra creencia de que la flaccidez, las ojeras o el SPM hacen queni siquiera él tenga ganas de hacerlo.
¿Cómo romper con esta cadena de confusiones? Es simple: esta noche, cuando llegues a casa, atacalo sin vueltas y andá directo al grano. Al verlo excitado y tan concentrado en vos, seguro te vas a olvidar por completo de esas tonterías que pensabas.

VERDAD 2
Las pequeñas cosas provocan los grandes cambios
Aunque hayan tenido un día de perros en la oficina, ellos siempre se enganchan con los jugueteos sexuales. Frente a esto, las mujeres parecemos un tanto más estructuradas. Pero conviene que copiemos este modo masculino y que nos abramos a la posibilidad de vivir excitadas. “El caudal erótico de una mujer es inagotable, pero no está bien explotado. Debemos ser capaces de recuperar el sentido erótico de lo cotidiano, del disfrute”, señala Laniado.
 “Es sumamente importante que la mujer ponga a rodar en su mente pensamientos que la eroticen”, confirma López Peralta. Y agrega: “Si dedicamos algunos instantes del día a poner la mente en clave erótica, está casi garantizado que llegaremos al momento de la intimidad con una predisposición positiva y lograremos más satisfacción durante el acto sexual”.

VERDAD 3
Tu entrepierna es divina
Los varones tienen un verdadero romance con su miembro, y nadie se asombra por eso. Muchas de nosotras, en cambio, ni siquiera nos hemos animado a mirar nuestros genitales de cerca y en detalle, como le pasaba a Charlotte, una de las protagonistas de la serie Sex and the City.
Si, como dice el dicho, solo se ama lo que se conoce, entonces empecemos por lo básico: la exploración. “Esto es lo que los sexólogos definimos como autoconocimiento, y resulta un paso clave”, dice Laniado.
“Podés empezar mirándote con un espejo común, y a los dos días volver a hacerlo con uno de aumento: conocer cómo es esta área te facilitará el placer. Recién después podés pasar a las caricias. Al principio deben ser suaves y, progresivamente, podés intensificarlas”, aconseja. Vas a tener que dedicar un buen tiempo a recorrer tu zona V y a averiguar qué es lo que más te estimula. Desconectá el teléfono, echate desnuda o en ropa interior sobre tu cama y comenzá a recorrer. Ojo, nada de limitarte al clítoris. Tu chica abarca mucho más que eso: visitá todos los puntos. Empezá con caricias y masajes en los labios mayores y en los menores. Después, una vez que ya estés exci

Comentarios

Otras Noticias