Mujer

Tres de cada diez mujeres nunca llegan al orgasmo

Sufren trastornos que no les permiten alcanzar el clímax sexual por motivos físicos y psicológicos.
miércoles, 28 de julio de 2010 · 00:00
Alcanzar un orgasmo suele ser, para muchas mujeres, una rutina. Otras, en cambio, buscan desesperadas el camino hasta que, finalmente, caen en la resignación. El dejarlo ir, suele generar habilidosas reacciones para confundir a las parejas como la ya clásica escena de la película Cuando Harry conoció a Sally, en donde Meg Ryan sorprende a su, por entonces amigo, con una demostración de lo que es capaz de hacer una mujer en una cama de ficción.

Según un estudio publicado por el área de Disfunciones Sexuales de la División de Urología y Ginecología del hospital Durand, tres de cada diez mujeres tienen trastornos de orgamos. Sin embargo, el mismo informe revela que seis de cada diez encuestadas –sobre un total de 400- manifiestan tener una vida sexual satisfactoria. Resta preguntarse, ¿existe la satisfacción sexual sin un orgasmo?

“Lo primero que me bloquea es la inseguridad con mi cuerpo. El problema es cuando todo pasa por la mente y no por los sentidos, ahí es muy difícil excitarse lo suficiente y después se hace una bola de nieve: para no tener que dar explicaciones una termina acostumbrándose a fingirlo y cuando te acostumbrás a que las relaciones sexuales acaban cuando termina él, hasta terminás renunciando a la posibilidad de tener un orgasmo”, relata Paula, una jóven de 26 años, al diario Clarín.

Según explica Amado Bechara, profesor de urología de la Universidad de Buenos Aires y jefe del sector de disfunciones sexuales del Durand, existen causas orgánicas como la depresión, los trastornos hormonales, el dolor o causas fisiológicas como la menopausia que explican las dificultades que poseen algunas mujeres para alcanzar un orgasmo.

Sin embargo, cuando el cuadro no presenta ninguna complicación física, es cuando la explicación psíquica entra en escena. “Factores inherentes a la educación sexual, tabúes o causas emocionales como las fobias sexuales.Es cierto que muchas mujeres se resignan porque perduran resabios de la mujer que sólo debe conformar al varón, donde la masturbación es mala palabra y en donde les cuesta indicarles a sus parejas qué es lo que les gusta”, analiza Bechara.

“Existen fobias sexuales como el miedo a ser penetradas o al dolor en la relación sexual que limitan la posibilidad de relacionarse sexualmente. Afectan la excitación, el orgasmo y pueden afectar el deseo”, sugiere Adrián Helien, sexólogo y psiquiatra.

En algunos casos, las fobias encuentran su génesis en situaciones de abuso. Se estima que tres de cada diez mujeres que consultan a los especialistas por su incapacidad para lograr un orgasmo, vivieron alguna situación de abuso sexual. Sin embargo, siete de cada diez responden, quizás, a las falsas creencias.

“Muchas creen que tienen un problema porque no tienen orgasmos con penetración vaginal. Otras creen que tienen que tener orgasmos múltiples cuando se sabe que un 70 por ciento de las mujeres no lo consigue”, explica Adolfo Casabe, urólogo y miembro del equipo que realizó el informe.

Conseguirlo responde, también, a reconocer el gusto propio. “El gran cambio para que una mujer logre el orgasmo consiste en dejar de esperar que el varón se lo de con la penetración y entender que debe hacer algo efectivamente para lograrlo. Muchas no tienen en cuenta que la mayoría necesita estimulación clitoridea adicional para llegar al clímaz. En la cama, Copperfield no existe y los príncipes que te despiertan con un orgasmo tampoco”, sugiere Helien.

La falta de comunicación sexual repercute directamente en la dinámica de la pareja. Allí, muchas veces se esconden detrás del acto de fingir sus orgasmos para no defraudar a su pareja y evitar, de este modo, el sentirse presionadas.

“Fingir la excitación o el orgasmos tiene que ver con conformar al otro, evitar el conflicto,pero lo que se esconde es una enorme falta de comunicación y de confianza”, resalta Bechara. “Muchas creen que al no tener orgasmos, son defectuosas, entonces no se quieren expon

Comentarios

Otras Noticias