Mujer

El fantasma de la ex

Aunque él tiene todo para ser el hombre de tu vida, un alma en pena se entromete en la relación de ustedes: es una mujer del pasado de tu chico, que no se resigna a dejarlo ir. ¡Aprendé a espantarla!
martes, 03 de agosto de 2010 · 00:00
Por fin el chico ideal! Excepto, claro, por un pequeño detalle: haber sido antes el hombre de otra mujer. Esto es algo que no se puede cambiar. Al final, todos los hombres cargan con un pasado que incluye ex novias, ex esposas e incluso hijos. Y, lógico, eso no significa que las chances de felicidad entre ustedes sean menores. Esta realidad sólo se transforma en amenaza cuando un almadespechada insiste en hacerle sombra a tu relación, llama por teléfono inesperadamente, invade los pensamientos de él o... ¡intenta un nuevo acercamiento! Antes de abandonar a tu príncipe azul en ese castillo embrujado, leé cuáles son las técnicas más efectivas para ahuyentar al fantasma indeseable.

La que se convirtió en amiga
“Al poco tiempo de ponerme de novia con Pedro, me enteré de que él había salido con una compañera nuestra de la facultad”, cuenta Juliana*. A pesar de que él no demostraba interés por la otra, ella no paraba de llamarlo por teléfono. “Por esa situación tuvimos miles de discusiones, cada vez más seguidas, pero él no hacía nada para que esto cambiara. Llegó un día en que me cansé y al siguiente llamado de ella a la casa de él, atendí y decidí tomar cartas en el asunto: ‘¿No te parece que estás de más?’, le pregunté”. Desde ese día, el fantasma desapareció.

Cómo espantarla: No es posible exigirle a tu pareja que borre de su memoria a todas las mujeres que pasaron por su cama, porque son parte de su historia. Según el psiquiatra Marcelo Hernández, director de la Red Therapia deSalud Mental: “Los ex ocupan el lugar que les damos; por lo tanto, a veces es la persona que está con vos quien no sabe poner límites porque no tiene resuelto el vínculo anterior y está habilitando esa otra presencia. Lo que podés hacer es ayudarlo a ver qué puntos de la relación anterior no quedaron resueltos”. ¿Un consejo? Tené una conversación franca y establecé qué espacios le darán a terceros, incluso a los amigos y a la familia, para que las cosas queden claras desde el principio.

La reciente
“Estábamos empezando nuestro noviazgo cuando Juan Pablo me confesó que dos meses atrás había terminado una relación de seis años. En ese momento pensé en salir corriendo porque creo que se demora un tiempo hasta que el corazón está listo para recibir a otro amor”, dice Gabriela. “Tuvimos una charla, él me pidió una oportunidad y yo acepté. Pero igualmente le llevó seis meses presentarme a su familia. Él decía que tenía miedo de que sus padres se disgustaran si la relación no funcionaba. Lo peor fue que cuando finalmente conocí a mi suegra, sin querer, me llamó por el nombre de la otra”.

Cómo espantarla: Cuando estamos enamorados es normal tener miedo de terminar con el corazón partido. “Lo fundamental es estar atenta a las señales del otro para darte cuenta de si está o no comprometido con la relación. Demorar seis meses en que te presente a la familia es normal. Pero si se esquiva el asunto cada vez que surge el tema, es señal de alerta”, sostiene la psicóloga Felisa Senderovsky, especialista en parejas y vicepresidente de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires (APBA). “Es verdad que después de una relación tan larga se necesita estar un tiempo solos: lo contrario es como tapar un vacío. Pero nada es garantía absoluta de éxito”.

La (peligrosa) obstinada
“En la fiesta de Fin de Año de la empresa estuvimos juntos con Ricardo por primera vez, a pesar de que los dos estábamos comprometidos. Rompimos con nuestros respectivos novios y encaramos una relación que fue maravillosa durante los primeros dos meses”, recuerda Alina. Hasta que una mañana, encontró que su casilla estaba repleta de emails ofensivos que venían de la ex de él. “En esos mensajes me insultaba y me ordenaba que desapareciera, porque Ricardo era el amor de su vida. Un día atendí el teléfono y recibí amenazas. Decidí terminar con el noviazgo”.

Cómo espantarla:“Es cierto que el que tiene que terminar

Comentarios

Otras Noticias