Mujer

Los mandamientos básicos para cambiar de look

En esta nota, los pasos para lograr una imagen nueva y exitosa; pero por sobre todas las cosas, glamorosa y creíble.
martes, 30 de agosto de 2011 · 00:00
Finalmente nos decidimos. La imagen que nos devuelve el espejo no es la que nos gustaría encontrar. Cuando miramos dentro del clóset, y después de probarnos seis vestidos, tres pantalones y otros tantos tops, nos damos cuenta que ya es hora de renovarse. Pero decirlo es muy fácil, casi tanto como desearlo, y a la hora de enfrentar la algo trillada premisa "hay que cambiar de look" puede que muchas no sepan por dónde comenzar.

No se trata del precio de la ropa. Ni del nombre en la etiqueta. Ni siquiera de glamour. Al definir una nueva imagen, se trata, más bien, de ser fiel a quién tú eres. Así, comencemos por la primera regla de oro:

1. Las preguntas básicas. Antes de comenzar a coquetear con la idea de cambiar de look tienes que tener en claro varias cosas, para lo cual debes formularte a ti misma las siguientes preguntas:

- ¿Quién soy? Piensa en tu estilo de vida, tus gustos, tus hábitos, tu profesión, tu tipo de cuerpo y de rostro. Los cimientos de la construcción de tu nuevo look consisten precisamente en esto: conocerte.

- ¿A dónde quiero ir? Qué tipo de mujer te gustaría ser, qué quieres comunicar y expresar con tu look, qué buscas: comodidad, practicidad, sofisticación, romper los moldes... Esto te puede dar una idea de qué tipo de ropa, de maquillaje y qué look de cabello estás buscando.

2. La inspiración. Una de las reglas fundamentales para lograr cualquier cambio es mirar hacia afuera, y no me refiero solamente a las tendencias del momento. ¿Cómo se viste esa mujer que admiras? ¿Funcionaría para ti un look parecido al de ella? ¿Qué cosas puedes rescatar para incorporar a tu nueva imagen?

Busca diferentes estilos en revistas de moda, suscríbete a blogs, visita tiendas, mira la moda de la calle y trata de identificar qué elementos podrían adaptarse a tu nuevo guardarropas, pruébate diferentes tipos de maquillajes en las tiendas por departamento y consulta en forma gratuita a varios estilistas para un cambio en tu cabello.

4. La hora de la verdad. En su "Libro de la Moda", Nina García, directora de moda de la revista Elle y jueza del programa Project Runway, recomienda hacer una limpieza intensiva de tu closet, o lo que ella llama "editar" tu guardarropas. Deshacerte de todo aquello que no has usado en los últimos dos años y dejar sólo aquellas cosas con las cuales te sientes realmente identificada. ¿Por qué volverías a ponerte aquel vestidito estampado que compraste por 15 dólares en una liquidación, y que usaste sólo una vez? Ser honesta contigo misma es la clave para comenzar a "editar" tu vestuario.

5. Manos a la obra. Ahora llegó el momento de ir tras el verdadero cambio. Una vez que tienes decidido qué look quieres conseguir y qué prendas de tu guardarropa se adaptan a esa nueva imagen, viene la parte divertida. ¿En qué invertir? En los básicos, como una buena chaqueta, un par de botas, un vestido negro, un buen reloj, un jean y algunas camisas. Todo esto debe traducirse en calidad. ¿Por qué? Porque son las piezas que luego "vestirás" con las tendencias del momento, con algún accesorio vintage y alternarás con aquellas otras que puedes conseguir a mejor precio en un outlet, en un mercado de pulgas, en una tienda de segunda mano y hasta en el clóset de tus tías.


Los sí y los no:


- No a imitar, copiar o disfrazarse de otra persona. Cualquier cambio debe tener tu sello personal. Cuando me pruebo una prenda que no es mi estilo pero pienso que puede funcionar, me miro durante unos minutos en el espejo y le pregunto a esa mujer que me mira desde el otro lado: "¿Eres realmente Verónica?" Imagínate luciendo esa prenda. ¿La llevarías con comodidad? ¿Qué verían los demás en ti? - Sí a cambiar porque realmente lo sientes. El deseo de renovarte tiene que venir de ti. Si alguien más te lo impone, sencillamente no funcionará.

- <

Comentarios

Otras Noticias