Mujer

Aprendé a ser sexy, sin ser vulgar

Trucos para ser la más sexy resaltando tus atributos femeninos y transmitiendo sensualidad sin, ser vulgar. ¿Cómo?, te lo contamos acá.
viernes, 05 de agosto de 2011 · 00:00
En Minuto Neuquén nos preguntamos siempre: ¿Qué tienen Angelina Jolie o Jennifer López que siempre acaparan los primeros puestos de las listas más hot? Está claro que son hermosas y tienen un físico impotente, pero sobre todo son mujeres que destilan vitalidad y confianza por sus cuatro costados. Convierten en oro todo lo que tocan porque saben venderse muy bien.

¡Ahí está la clave!. En esta nota, te damos los tips para que vos también lo puedas ser y hacer!.

Destaca tus atributos, sin pasarte La sensualidad es un componente del deseo sexual que podemos transmitir a través del comportamiento, la apariencia, los gestos... Ser sexy se trata de tener la confianza para presumir, y mostrar, tus atributos.

Pero no todas podemos lucir minifalda, escote y ropa ceñida. Hay que conocerse muy bien a una misma para saber qué puedes ponerte y que no. Un buen busto o un trasero tonificado causan estragos en el sexo opuesto pero ¡cuidado con los extremos! Ir embutida en un vestido ceñido que te impide respirar no es nada sexy.

Ponete siempre ropa de tu talla, resulta mucho más elegante. Recuerda que el truco está en insinuar no en enseñar. En cuanto al tamaño, muchos sienten aversión por los senos inmensos a consecuencia de la cirugía y prefieren los senos naturales, eso sí, firmes y redondos. Por otro lado, una cola bien formada y más grande que pequeña les vuelve locos. Aunque matizan que grande no quiere decir desbordante.

¿Qué aborrecen? Los que son como una tabla de planchar pero lo solucionarás con un poco de ejercicio.

Mirada intensa, sonrisa pícara Ser sutil y no descarada es mucho más eficaz. Lanzar miradas furtivas desde el otro extremo del bar es un clásico que sigue funcionando.

Otra de las cosas que a los hombres les resulta sexy, y viceversa, es la voz. Que te hablen al oído con voz suave, que te miren a los ojos y te digan algo intenso, que muestren su seguridad al hablar... resulta muy, muy sexy.

Pisando fuerte Al margen del físico, la forma de vestir, la actitud y la forma de comportarse, la personalidad es lo más sexy tanto en un hombre como en una mujer. Nos han dicho infinidad de veces que una mujer o un hombre de apariencia media se vuelven más atractivos si tiene una gran personalidad. 

Ser carismática y ser capaz de hablar de cualquier tema son sinónimos de éxito asegurado. Si no mira Calista Flockhart, que siendo una mujer menuda, y sin ser especialmente guapa, conquistó a Harrison Ford, a Hollywood y al mundo con su alter ego Ally McBeal.

¿Porqué? Por su gracia natural y su ingenio. Y por favor, nada de tópicos. Eso de que los hombres se sienten intimidados si eres más hábil que ellos ya es agua pasada. A ellos también les pone que su chica sea lo más y destaque sobre el resto. ¡Anda que no presumen!

¿Cuál es tu fuerte? Todos tenemos alguna habilidad. Siempre hay algo que se nos da mejor que a los demás. En tu caso, ¿qué es? La pintura, el patinaje, la cocina, el voley... Sea lo que sea, ¡muéstralo sin tapujos!

El talento y la destreza son cualidades valiosas que despertarán la admiración del sexo opuesto, y por consiguiente, su interés hacia vos. Recuerda que además, ser fuerte e independiente es un plus. Eso de la mujer desvalida que no sabe vivir sin un hombre al lado está más que pasado.

Pisá fuerte y triunfarás. Así que ya sabés, la forma de estar en la intimidad, la manera de hablar y de conquistar, esos pequeños gestos de cercanía, las expresiones faciales e incluso la forma de agarrar las cosas pueden resultar increíblemente sexys. Pero sobre todo, nunca pierdas la naturalidad.

Comentarios

Otras Noticias