Mujer

Tres fantasías sexuales de las mujeres

La dualidad entre féminas de avanzada, dueñas de sus vidas, versus recatadas, con poca experiencia, siguen siendo impedimento no sólo para contar cuáles son sus fantasías, sino también para conectarse con ellas. ¿Cúales serán?
viernes, 13 de abril de 2012 · 00:00
El punto es, ¿Para qué tener fantasías?, ¿Ayudan de algo?, ¿No será que causan mayor frustración al comparar la vida real con lo que “nos gustaría”?

Tampoco se trata de hacer un tratado sobre los beneficios, pero echar a correr la imaginación puede ser un gran aporte. Y así lo explica Ezequiel López Peralta. “Las fantasías son saludables y necesarias, porque motorizan el deseo sexual y son el ingrediente esencial del placer. Las fantasías nos orientan hacia determinado tipo de amante sexual y de actividad sexual. Pensar en el sexo nos mantiene activos y ‘encendidos’. Una persona que no tiene fantasías sexuales, o simplemente quien no piensa en el sexo, pierde interés en la sexualidad y no la vive en su total plenitud”.

Hicimos el ejercicio de que tres mujeres nos hablaran de sus máximas en el terreno erótico, sus respuestas fueron analizadas y explicadas por el experto argentino Ezequiel López Peralta, quien hace años es terapeuta en el país vecino.

De la ternura al sexo salvaje

“Para ser sincera, cada fantasía sexual que he tenido he podido cumplirla con el pasar de los años… pero hay una que nunca he podido llevar a cabo y que me encanta por su sencillez. Me imagino en un lugar tropical, caribeño, con mucho calor y humedad, paseando por la orillas de esas playas de ensueño dignas de ser la isla de la fantasía, de la mano con mi pareja, ambos con muy poquita ropa. De pronto cae una tormenta tropical, de esas lluvias que parecen verdaderas cortinas de agua y corremos a refugiarnos entre las palmeras y esa vegetación exuberante, ahí nos comenzamos a besar y nos tiramos al suelo y quedamos empapados y llenos de barro. No sé qué encuentro de sexy en esta idea de quedar embarrados, pero me encanta pensar en los cuerpos mojados y sucios … y, bueno, ahí tenemos el mejor y más salvaje sexo…. ahí entre el calor y la naturaleza”, Soledad González, comunicadora social, 34 años.

Sexólogo: Es una típica fantasía sexual femenina, con una detallada descripción del contexto, un encuentro espontáneo y la sensualidad a flor de piel. El hecho de tirarse al suelo, comenzar a besarse y quedar embarrados es casi una fusión simbólica de los dos, unidos eróticamente por el barro. También aparece esa cuestión de erotización ascendente, desde lo tierno (caminar plácidamente tomados de la mano) hacia lo más instintivo (el sexo salvaje del final). Ésta es una fantasía que la mujer en general se permite pensar y también cumplir, siempre y cuando tenga a su lado al compañero indicado y la posibilidad de acceder a un lugar como el que se describe.

Un desconocido

“No sé si algún día me atreva a cumplirla, pero mi fantasía se me generó en un viaje que tuve al extranjero, específicamente en Brasil, donde está muy de moda esta cosa de los bares sexuales.

Nunca me atreví ir a uno, pero la verdad es que hasta el día de hoy me imagino entrando a uno totalmente sola. Por una amiga supe que habían unos bien chic en cuanto a decoración y a la gente que asistía. Yo sueño con entrar a este lugar y acercarme a algún tipo que me llame la atención y dejarme llevar completamente mientras veo como las otras parejas están en la misma, ya que me imagino que sería extremadamente hot y excitante. No me interesaría ni siquiera hablar con él, sólo cumplir con todos mis más básicos instintos. Después me tomaría un trago y partiría”, Claudia Tapia, 30 años.

Sexólogo: Se trata de una fantasía transgresora, en la que ella desea permitirse aquello que en nuestra sociedad tan machista aparece prohibido para la mujer: dejarse llevar lisa y llanamente por su impulso, vivir una sexualidad instintiva, tomar al varón como un objeto sexual. Si bien muchas mujeres dicen necesitar del marco de una relación afectiva y estable para que se encienda su deseo, no podemos negar que las situaciones diferentes a l

Comentarios

Otras Noticias