Mujer - Decoración

Tips para sumarle calidez a tu hogar

Cuando decorás tu casa, tu primer deseo es que te guste a vos. Claro que también querés que sea un lugar en el que las visitas se sientan cómodas. Aquí las ideas para hacer de tu lugar algo especial.
miércoles, 20 de marzo de 2013 · 00:00
La diseñadora de interiores Kelli Ellis revela los trucos para lograr las dos cosas.

Sorprendé de entrada
Armar una recepción cálida implica imprimirle a tu espacio un toque personal asociado a momentos felices. Seleccioná un par de fotos de tus últimas vacaciones y colocalas cerca de la puerta de entrada. Así, hacés que tus visitas se sientan parte de tu vida. También es una buena idea que haya una pared o elementos de algún color fuerte: eso revela que tenés una personalidad carismática.

Exponé un par de detalles
Colocar algunos accesorios en tu mesita de café o en tu biblioteca, le brinda un toque de calidez a tu casa. Eso sí, lo que uses para decorar debe tener historia. Por ejemplo, elegí un jarrón que compraste en México o una obra de arte que hiciste cuando estabas en la universidad.

Sumá comodidad
Gastar dinero en un sillón de pana no es una opción. Este pequeño truco permite que tus invitadas se sientan igual de confortables: conseguí un almohadón de una tela suave y ponelo en el respaldo del sillón. Esa textura logra que la gente quiera quedarse recostada durante horas.

Aromatizá lindo
Nadie quiere irse de un lugar que huele rico. La clave está en buscar velas aromáticas que atraigan a ambos sexos. Las de vainilla pueden servir, pero también aburrir. Por eso, muchas velas vienen con esencias complementarias. Para una sensación suave, probá las de vainilla con lavanda. Si preferís los aromas picantes, tratá de que sea con ámbar.

Agasajá con snacks
Ofrecer algo para tomar o para comer apenas llega la gente es un gesto de bienvenida que da cuenta de lo mucho que te gusta que hayan asistido. Por eso, tené siempre a mano una botella de vino para servir. El paté, por su parte, es ideal para que picoteen algo de manera informal. Presentalo en un plato con un chorrito de aceite de oliva y con unas nueces al costado.

Elegí un tono cálido
Para el resto de las paredes de tu hogar, preferí un tono cálido que invite a relajarse, como un dorado suave o un ladrillo. A la hora de decidir el color, mirá tu ambiente y fijate qué gama predomina en tus almohadones o en tus lámparas, para usarlos como guía.

Otras Noticias