Mundo

Irán podría tomar contacto con Estado Unidos

El presidente iraní expresó su disposición para mantener un diálogo con el país norteamericano y al mismo tiempo solicitó que se enjuicie a ex mandatario George W. Bush.
martes, 10 de febrero de 2009 · 00:00
El presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, manifestó hoy su predisposición para mantener un diálogo con Estados Unidos y pidió el enjuiciamiento del ex presidente estadounidense George W. Bush por la guerra en Irak.

"Estamos listos para el diálogo con Estados Unidos, en el marco de una atmósfera justa y de respeto recíproco", que debe estar orientado a las "raíces de la inseguridad" en la región, dijo Ahmadinejad, según la agencia estatal iraní IRNA.

El nuevo gobierno del presidente estadounidense, el demócrata Barack Obama abrió la posibilidad de avanzar en nuevos diálogos con Irán, bloqueados durante la administración del republicano George W. Bush.

El presidente iraní manifestó en la Plaza Azadi de Teherán que el cambio impulsado por el gobierno de Obama "debe ser fundamental y no táctico".

"Irán fue sometido en los últimos años a una amenaza permanente por Estados Unidos. Decían que después de Afganistán e Irak sería atacado Irán y muchas veces han amenazado", advirtió Ahmadinejad.

El presidente iraní dijo que Israel, Estados Unidos y otros países occidentales "estaban unidos, impusieron sanciones, amenazaron con acciones militares, pero no pudieron derrotar a esta gran nación y hoy Irán es una verdadera superpotencia".

Ahmadinejad dijo además que Bush, "debe ser puesto bajo proceso" como responsable de "más de un millón de muertos en Irak después de la invasión", como así también "los líderes del régimen sionista", en referencia a Israel.

Teherán afronta una serie de sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU por su negativa a suspender sus trabajos de enriquecimiento de uranio para energía nuclear, solicitado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Estados Unidos y otros países acusan a Irán de desarrollar armas nucleares bajo la apariencia de un plan de energía atómica para uso civil, lo cual fue rechazado por Teherán.