Mundo

España experimenta el corralito financiero

La crisis internacional, la estafa de Madoff y la caída de rentabilidad aceleraron la ola de pedidos de devolución del dinero que provocó la falta de liquidez.
martes, 17 de febrero de 2009 · 00:00
Más de 50.000 clientes del mayor fondo inmobiliario de España perteneciente al Banco Santander, el Banif, se vieron afectados por una medida que suspende el retiro de dinero. El origen fue la prolongación de la crisis internacional y la gran repercusión del caso Madoff, una estafa millonaria que tuvo como víctimas a varios famosos. La rentabilidad negativa del fondo inmobiliario del Santander, entidad con una amplia red de sucursales en nuestro país, provocó una avalancha de pedidos de los inversores para retirar su dinero. Ante esta situación, el banco apeló al pedido especial de suspensión de reembolsos a la comisión de valores de España, contemplado en la legislación de dicho país para casos de fondos como el inmobiliario en cuestión.

El banco informó que desde el 27 de febrero –momento cuando culmina el plazo para la recepción de los pedidos del retiro de la inversión del fondo– pagará sólo hasta el 10% exigido por la ley, prorrateado entre quienes hayan solicitado las peticiones. En definitiva, los fondos quedarán inmovilizados hasta 2011. Esta práctica de “liquidación ordenada” es habitual en estos fondos de riesgo en caso de reembolsos masivos, puesto que de esta forma se venden los activos y se devuelve a todo el mundo sus participaciones con la misma valoración.

Hasta el 13 de febrero último, la ola de pedidos ascendió a 80% del patrimonio total de dicho fondo, lo que implica un monto involucrado de unos 2.617 millones de euros, según indicó la entidad en un comunicado.

“El fondo carece actualmente de la liquidez necesaria”, indicó el banco a la Comisión de Valores española.

Luego, en un comunicado, informó que “en el caso de que no fuera posible la venta de activos para satisfacer esos reembolsos, suscribirá participaciones del fondo en la cuantía necesaria para aportar la liquidez restante hasta el citado límite del 10% del patrimonio del fondo”. Conocida la noticia, la acción del Santander se precipitó casi 5% en la jornada de ayer.

El desencadenante del pánico de los inversores fue el primer resultado negativo del valor del Banif. El balance de enero arrojó una caída del 4,21%; la mayor sufrida por este producto en su historia. En esas circunstancias y ante el temor de que la segunda fuera aún más dolorosa, los inversores comenzaron a salirse del fondo y conservar las ganancias acumuladas en los últimos años. El derrumbe del precio y la compraventa de propiedades cortaron de raíz el negocio de este instrumento financiero.

Ante la falta de liquidez para atender todas las peticiones –es de esperar que, ante las cifras comunicadas a la Comisión de Valores de España, se sumen nuevas solicitudes de venta– se destinará un 10% del patrimonio del fondo al pago prorrateado de los reembolsos, con la referencia del valor liquidativo del fondo a 28 de octubre.

La decisión de Santander tiene un precedente en su gran rival, BBVA, que en octubre del año pasado cerró también los reembolsos de su fondo defendiendo a sus inversores de la crisis creciente en el sector inmobiliario. Ofreció a los partícipes de su fondo BBVA Propiedad, una última oportunidad de vender sin pagar comisión de reembolso alguna. A diferencia de lo que ocurrirá con los partícipes de Santander Banif Inmobiliario, los vendedores del fondo de BBVA cobraron el cien por ciento de sus participaciones desde el principio.

Fuente: Crítica Digital

Otras Noticias