Chile

"No hay manera que Chaitén se quede donde está"

Lo aseguraron autoridades chilenas. Ya eligieron el nuevo lugar donde se refundará la ciudad. No cuentan con el apoyo de gran parte de los habitantes locales.
jueves, 26 de febrero de 2009 · 00:00
Paula Narváez, delegada presidencial, señaló que la comuna de Santa Bárbara es la ideal para recolocar Chaitén, afectado por las continuas erupciones del volcán que lleva el mismo nombre.

"No hay manera alguna que Chaitén se quede donde está, si queremos construir una ciudad segura para sus habitantes, sustentable desde el punto de vista económico-productivo, que la inversión pública tenga además la rentabilidad que corresponde tener. Es lo responsable de hacer", sostuvo a medios de prensa locales, según publicó hoy el sitio web del periódico chileno La Tercera.

Narváez explicó que, como la ciudad afectada tiene un rol estratégico de conectividad hacia el sur, el puerto continuará por ahora en su emplazamiento actual, hasta tanto la Dirección de Obras Portuarias consiga la licitación para una nueva terminal marítima. Esto será posible gracias a que Santa Bárbara también se encuentra cerca del mar, por lo que tanto esta ciudad como otras cercanas podrán ser sede de la actividad económica principal entre los chaiteninos.

Por otra parte, la funcionaria confirmó que el Ministerio de Obras Públicas tiene un plan para un aeropuerto "en una localización con buenas condiciones para la navegación aérea, y eso ocurre al norte de la ciudad".

Las instalaciones básicas -agua potable, retén de Carabineros, tendido eléctrico, telefonía celular y edificio municipal- recién estarán listas en tres meses, "para que ahí se traslade un foco de desarrollo para coordinar el resto de las obras", señaló Narváez.

En una segunda etapa se comenzará con el "levantamiento de la ciudad", que incluirá el loteo de los terrenos, la urbanización y también los estímulos para el retorno de lo habitantes.

A pesar de que muchos chaiteninos no quieren dejar su hogar, la funcionaria sostuvo: "Tenemos que pensar no sólo en esta generación, sino en las que vienen (...) Tenemos una responsabilidad de Estado y eso nos hace situarnos también en el futuro, qué ocurre si la erupción acontece en un futuro cercano, qué vamos a decir responsablemente para esa gente".

Otras Noticias