Mundo

Hasta la vista, Schwarzenegger

La administración del musculoso actor arrastra un déficit enorme y está cada vez más cerca de la cesación de pagos. ¿Qué va a pasar en California?
miércoles, 4 de febrero de 2009 · 00:00
El Estado de California, según se ha informado hoy, es uno de los que peor ubicados en el ranking financiero de los 50 que integran la Unión norteamericana. Un reporte de Standar & Poor´s ha bajado el rating de sus bonos a un grado inferior, porque el déficit presupuestario de California es abismal.

Con 46 mil millones de dólares de deudas, el estado más populoso y alguna vez muy próspero, conocido como el “Estado de Oro de California”, ahora está ubicado tan abajo como Louisiana, aquel que fuera desvastado por el huracán Katrina hace tiempo atrás.

El gobernador Arnold Schwarzenegger y sus asesores han estado reunido casi diariamente a puertas cerradas desde el inicio del año buscando y analizando recortes, pues su gobierno ha vetado el único presupuesto que le hicieron llegar en Octubre, ya que era también muy deficitario. Para peor los bancos ya no le quieren prestar a California porque no ven que la crisis se resuelva.

Pero no todo es culpa del “gobernador Schwarzenegger”, según quieren defenderse algunos de sus allegados. El Estado de California según ellos, viene con problemas desde hace años y ha gastado más de la cuenta en varios de sus cierres fiscales de los últimos tiempos, inclusive antes que asumiera el hombre recordado en los films como “Terminator”.

Actualmente su déficit anual ronda los 35 mil millones de dólares según cifras proyectadas al 2010, y se cree que el gobierno federal podría darle a California unos 14 mil millones de acuerdo a los planes de salvataje financiero propuestos por el Presidente Obama. Recordemos que California es la “octava” economía del mundo", considerando el Producto bruto que genera, aunque en los últimos meses se han perdido casi 250 mil empleos.

Debido a la escasez de efectivo, California ha comenzado a atrasar los pagos, incluyendo las devoluciones de impuestos, los cheques a los contratistas, y a las agencias de servicios sociales. El dinero que queda se usa básicamente para sueldos y para mantener el sistema escolar. Hay unos 2000 proyectos de infraestructura detenidos.

Efectivamente California jamás había llegado a una situación de ahogo financiero tan angustiante, y es por eso que las críticas a Schwarzenegger abundan por parte de sus administrados ciudadanos. “Estamos en emergencia” dijo el forzudo gobernador. “Tenemos un déficit grande como una roca, que sigue arriba nuestro, y hasta que no podamos sacárnoslo de encima, estamos muy complicados”, dijo. Inclusive una de sus propuestas es bajar los gastos 17 mil millones, suspender algunos servicios públicos (como ser la asistencia médica gratuita y los servicios dentales) e inclusive pedirles a los trabajadores públicos que vengan a sus puestos de trabajo 2 días sin paga por mes.

Otras Noticias