Mundo

"La cultura de las ganancias a corto plazo es lo que nos lleva a esta crisis"

Mientras las empresas realizan despidos masivos, los ejecutivos de Wall Street que siguen percibiendo ganancias extraordinarias. "No lo voy a tolerar", dijo Obama.
jueves, 5 de febrero de 2009 · 00:00

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, le dio un tirón de orejas a los ejecutivos de Wall Street que siguen percibiendo ganancias extraordinarias, mientras las empresas despiden a cientos de miles de norteamericanos.

Obama fijó este miércoles un límite de u$s500.000 para la compensación anual de ejecutivos de compañías que fueron beneficiadas por los rescates gubernamentales, como parte de un amplio proceso de medidas drásticas sobre el pago excesivo en las corporaciones.

"Para superar la crisis del sistema financiero necesitamos reestablecer la confianza haciendo que los fondos de los contribuyentes no se usen para los enormes bonificaciones de los ejecutivos de Wall Street", disparó.

Asimismo, el mandatario dijo que " la cultura de las ganancias a corto plazo a costa de todos los demás es algo vergonzoso y es lo que nos lleva a esta crisis".

Los CEO de la gran manzana recibieron grandes sumas durante los años de boom económico de la década actual.

Goldman Sachs, que recibió u$s10.000 millones del Gobierno en octubre, pagó al jefe ejecutivo Lloyd Blankfein u$s68 millones en billetes y en acciones en 2007. Ese mismo año JPMorgan, que succionó u$s25 millones de los contribuyentes, bonificó con u$s30 millones a su CEO Jamie Dimon.

Es que, según las normas vigentes, no hay límites para las ganancias de estos altos directivos.

Ahora, bajo las nuevas reglas, los gerentes sólo podrán cobrar sumas adicionales por encima del tope impuesto en el caso de que los bonos recibidos sean acciones de la compañía.

Y estos papeles podrán ser vendidos una vez que las firmas devuelvan el dinero que el Gobierno les dio.

"No es que no queremos que tengan éxito, pero lo que hace que la gente se enoje es que reciban bonificaciones financiadas por el contribuyente estadounidense", apuntó Obama en su discurso de hoy.

Y añadió: "Que se recompensen ellos mismos no sólo es de mal gusto sino una mala estrategia y no lo voy a tolerar".

Citigroup, Bank of America y AIG están entre las entidades financieras que recibieron una ayuda excepcional en los últimos meses.

Sin embargo, las nuevas medidas no se aplicarán en forma retroactiva.

Proteccionismo en la mira
Otra de las polémicas que disparó la crisis financiera tienen que ver con las medidas proteccionistas adoptadas por Estados Unidos.

En estos momentos, la Comisión Europea intenta convencer al Gobierno norteamericano de eliminar la cláusula Buy American -compre productos estadounidenses- del plan de estímulo económico que tramita su Senado.

La condición que está siendo cuestionada prohíbe que se utilice acero o hierro extranjero en las obras de infraestructura que se sufragarán con los u$s819.000 millones que Washington quiere inyectar en la economía de Estados Unidos, lo que generó acusaciones de proteccionismo entre sus socios comerciales, informó Cinco Días.

El representante de la Comisión Europea en EE.UU., John Bruton, se ha dirigido por carta a varios parlamentarios estadounidenses y a miembros de la Administración pidiendo que la versión definitiva del plan no incluya medidas proteccionistas.

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos deberían 'dar el ejemplo' en el mantenimiento del compromiso de la cumbre del G20 en Washington 'de no introducir medidas proteccionistas', explica en sus misivas.

Por otro lado, las protestas de los empleados de una refinería del norte de Inglaterra por la contratación de extranjeros continuaron el martes, mientras prosiguen las conversaciones para poner fin a la disputa, agrega el medio.

Cientos de trabajadores de la refinería de Lindsey se quejan de que su propietaria, la petrolera francesa Total, ha contratado a extranjeros para esa instalación, pero con salarios inferiores a los de los operarios br

Otras Noticias