Mundo

Ordenaron la detención del líder de la oposición a Hugo Chávez

La Fiscalía General acusó al líder opositor y alcalde de la ciudad de Maracaibo, Manuel Rosales, de enriquecimiento ilícito.
jueves, 19 de marzo de 2009 · 00:00
En una inmediata reacción, Rosales acusó al presidente Hugo Chávez de estar detrás de la medida y advirtió que la enfrentará en "todos los terrenos".

"No es la Fiscalía, ésta es una orden de Chávez. Desde el año pasado he insistido en este tema porque en Venezuela no funcionan los poderes. Chávez es un cobarde que se amarra a los pantalones de los militares y manipula los poderes", señaló Rosales, quien enfrentó al líder caribeño en las elecciones de 2006.

La fiscal Katiuska Plaza dijo a la prensa que presentó hoy ante un tribunal la acusación contra Rosales por el delito de "enriquecimiento ilícito" cuando fue gobernador del estado occidental del Zulia entre el 2002 y 2004, de acuerdo a información de Infobae.com

Plaza indicó que además pidió la detención de Rosales mientras se le sigue juicio. La fiscal justificó la medida señalando que lo hizo basado en las pruebas que recopiló.

La funcionaria explicó que la petición se hará en forma oral ante el tribunal correspondiente y se podría hacer efectiva en un plazo de 10 días a 20 días. El escrito acusador, de 26 piezas, será introducido en el Tribunal Sexto de Control.

La imputación parte de un informe presentado por la Contraloría General de la República el 19 de julio de 2007, luego de una investigación realizada por esa institución, entre 2002 y 2004, a su declaración jurada de patrimonio.

En la campaña para las elecciones regionales del pasado 23 de noviembre, Chávez advirtió que metería preso a Rosales por aprovecharse de su cargo.

El ex gobernador reaccionó de inmediato y dijo que sus abogados se encargarán de afrontar la acusación y "yo la voy a enfrentar en todos los terrenos".

"Chávez pretende doblegar a toda Venezuela, dándole una patada a la Constitución. Como es un cobarde, está muy envalentonado violando la Constitución, amenazando, dando gritos porque se siente apoyado por las armas del Ejército, que tendrá que reaccionar algún día", dijo a los periodistas.

"Ésta es una confabulación contra mí, es una manera de criminalizar a la política en Venezuela y aplastar a quienes tenemos voces disidentes en el país. Me quieren silenciar, borrar de la política, pero yo los voy a enfrentar", recalcó Rosales.

Otras Noticias