Bolivia

Otra vez la tensión política golpea al gobierno de Evo

El presidente cocalero rechazó las demandas de los líderes de la oposición, en el marco de la discusión sobre el modelo autonómico de la nueva Constitución.
lunes, 2 de marzo de 2009 · 00:00
La tensión política ha vuelto a Bolivia a causa de la falta de acuerdo entre el gobierno de Evo Morales y las regiones opositoras por la vigencia del modelo autonómico en cuatro de los nueve departamentos, según destacan hoy fuentes políticas.

El presidente Evo Morales calificó de inaceptable las siete condiciones que planteó el Consejo Nacional por la Democracia, que agrupa a autoridades y a dirigentes cívicos de las regiones opositoras, para habilitar una ronda de diálogo sobre el modelo autonómico tal como plantea la nueva Constitución, informa Infobae.com

El mandatario reiteró que no acepta el pedido de liberación del prefecto del departamento amazónico de Pando, Leopoldo Fernández, preso desde septiembre en la cárcel pública de La Paz, sindicado de ser el autor intelectual de la muerte de unas 14 personas en la localidad pandina de Puerto Rico en hechos aún no esclarecidos.

"(Los prefectos) dicen que se debe liberar a Leopoldo Fernández y a otros dirigentes políticos. Ellos son conspiradores. La liberación de Fernández no está en manos del gobierno, sino en manos de la Justicia boliviana", dijo Morales el domingo en la población cochabambina de Mizque.

El prefecto Fernández y unos 30 civiles fueron traídos desde Pando a La Paz, y unos siete están detenidos en la cárcel a la espera de una sentencia sobre su participación o no en la llamada "masacre de Pando" de septiembre del año pasado.

"Los prefectos no quieren diálogo. Por tanto, no quieren la implementación de la nueva Constitución Política del Estado, ni siquiera quieren que haya autonomías (?). Quiero decir a esos grupos neoliberales que quedan en algunos departamentos, que con ellos o sin ellos garantizamos las autonomías departamentales, regionales e indígenas", dijo Morales.

Los prefectos de cuatro departamentos condicionan su presencia en una ronda de diálogo con el gobierno a la liberación de Leopoldo Fernández y de otros presos políticos, a la devolución de la renta petrolera a través del Impuesto Directo a los Hidrocarburos, y al cese de las detenciones en Pando.

También exigen que los estatutos autonómicos de los cuatro departamentos sean reconocidos por la nueva Constitución, pedido que no es aceptado por el gobierno de Evo Morales.

Los prefectos Rubén Costas, de Santa Cruz; Ernesto Suárez, de Beni; Mario Cossío, de Tarija; y Savina Cuéllar, de Chuquisaca, reiteraron hoy que no asistirán a ninguna reunión en caso que el gobierno no cumpla el pedido de siete puntos.

Pero el ministro de Autonomías, Carlos Romero, reiteró hoy que el gobierno tiene el deber de aplicar las autonomías, porque es un mandato constitucional, y precisó que buscará otros escenarios de negociación para la aplicación del modelo autonómico en Bolivia.

"Hay varias formas de manejar posibles acuerdos políticos. Uno es el nacional, que sería el ideal, a través del Consejo Autonómico. Si esto no ocurre, hay que buscar otro tipo de escenarios de concertación", agregó.

Explicó que queda pendiente definir la transferencia de competencias, elaborar los estatutos autonómicos, transferencias de tributos y un pacto social para garantizar la provisión de recursos económicos.

Otras Noticias