Mundo

La nueva ayuda de Obama al sistema financiero provocó euforia en las bolsas

El Tesoro presentó hoy un programa para comprar activos tóxicos por un valor de hasta un billón de dólares.
martes, 24 de marzo de 2009 · 00:00
El Departamento del Tesoro presentó ayer un plan de cientos de miles de millones de dólares para liberar a los bancos de sus activos tóxicos, en una acción conjunta con el sector privado, en el último paso del gobierno estadounidense para reactivar el sistema financiero y el crédito.

"Este es un elemento adicional que es crítico para que fluya nuevamente el crédito", dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la prensa, al comentar el plan del Tesoro, tras reunirse con su equipo económico en la Casa Blanca.

"Pensamos que estamos yendo en la dirección correcta", afirmó el mandatario, pero aclaró que "todavía hay mucha fragilidad en el sistema financiero", según un despacho de la agencia Ansa.

Obama indicó que a través de esta iniciativa "vamos a descongelar los mercados de crédito" y anunció que lo presentará en la reunión del G20 que tendrá lugar a principios de abril en Londres, con la intención de que otros países adopten medidas similares.

Horas antes, durante una reunión con la prensa en el Departamento del Tesoro, su titular, Timothy Geithner, indicó que "no hay dudas de que el gobierno está tomando riesgos", al admitir las incertidumbres que genera la iniciativa, denominada "Plan de Inversión Público-Privado".

El Tesoro utilizará entre 75.000 millones y 100.000 millones del plan de rescate de 700.000 millones de Wall Street, y con la ayuda del sector privado, pretende gastar entre 500.000 millones y hasta un billón de dólares en la compra de los activos tóxicos de los bancos.

El plan será dirigido mediante una nueva entidad gubernamental, llamada Public Investment Corp., que estará a cargo de comprar los activos tóxicos junto al sector privado, y también trabajará junto a la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) y la Reserva Federal (Fed).

Geithner dijo que el único modo de remover los activos tóxicos de los bancos es trabajar junto al sector privado, incluso en tiempos que la imagen de Wall Street se encuentra en su nivel más bajo frente a la opinión pública estadounidense.

El secretario del Tesoro sostuvo que la razón por la cual el plan busca la cooperación de los inversores privados se debe a que "no queremos que el gobierno asuma todo el riesgo".

Los bancos deben de señalar cuales son los activos tóxicos que quieren vender -la mayoría están relacionados con inversiones en el sector inmobiliario- y la FDIC deberá de determinar la cantidad de dinero por la cual está dispuesta a salir de garantía.

En una columna de opinión publicada hoy en el diario Wall Street Journal, Geithner afirmó que el objetivo del plan es liberar a los bancos de sus activos tóxicos de sus balances, y ayudar a "normalizar" los precios de estos activos, que, según el gobierno estadounidense, se encuentran devaluados.

Geithner sostuvo que, de este modo, se ayudará a "aumentar su capital privado, lo que incrementará su capacidad para sustituir las inyecciones de capital aportadas por el Tesoro".

En un comunicado el Tesoro señaló que es posible que el tamaño del programa se duplique "a la larga", según un despacho de la agencia especializada de noticias financieras Bloomberg.

El anuncio hecho hoy aporta más detalles de una estrategia ya esbozada por el secretario del Tesoro Timothy Geithner el mes pasado y que produjo una pronunciada caída de las acciones porque no explicaba cómo el programa funcionaría.

El Tesoro, la Reserva Federal y la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC) aportarán capital y financiamiento para que los inversores privados compren préstamos y bonos ilíquidos en poder de los bancos, según el comunicado emitido hoy.

"Este método es superior a las alternativas de esperar a que los bancos eliminen estos activos gradualmente de sus libros o de que el Gobierno compre los activos directamente", dijo el Tesoro.

"Si nos limitamos a esperar a que

Otras Noticias