Mundo

Gordon Brown aseguró que nadie pondrá en riesgo la paz en Irlanda del Norte

El primer ministro británico afirmó que los disidentes del grupo armado IRA que mataron a dos soldados en esa región no escaparán de la Justicia ni socavarán el gobierno compartido de católicos y protestantes.
lunes, 9 de marzo de 2009 · 00:00
El primer ministro británico, Gordon Brown, dijo hoy que los disidentes del grupo armado IRA que mataron a dos soldados en Irlanda del Norte no escaparán de la Justicia ni socavarán el gobierno compartido de católicos y protestantes, considerado crucial para el proceso de paz.

Brown viajó hoy a Irlanda del Norte y visitó el cuartel del oeste de Belfast donde guerrilleros de la facción IRA Auténtico mataron a dos soldados e hirieron a otras cuatro personas en la noche del sábado.

El premier británico se reunió luego con el jefe de policía del territorio y representantes del gobierno de unidad. Brown dijo que los dos agresores y el chofer del auto en el que huyeron "tienen que ser atrapados y llevados ante la Justicia tan pronto como sea posible".

"Lo que el pueblo de Irlanda del Norte está construyendo en unidad, a nadie, a ningún terrorista debería permitírsele destruirlo", dijo el primer ministro.

Brown insistió en que el IRA Auténtico lanzó su ataque en un último intento desesperado de evitar el arraigamiento del gobierno de coalición, que se formó hace 22 meses y que incluye a protestantes que quieren seguir formando parte del Reino Unido y católicos que exigen la integración a la República de Irlanda. "Este ataque no ocurrió por el fracaso del proceso de paz.

De algún modo es por el éxito del proceso de paz, porque la gente está trabajando junta. Es un número pequeño de personas que quieren perturbar algo que está mostrando al mundo entero que Irlanda del Norte está unida", dijo Brown.

Más temprano, el comandante de las fuerzas militares británicas en Irlanda del Norte, brigadier George Norton, dijo que los 4.000 soldados a su cargo estaban conmocionados pero continuarán con sus tareas y vidas normales pese al primer ataque que mata a un soldado británico en el territorio en 12 años.

El Ministerio de Defensa británico identificó a los soldados muertos como Cengiz Azimkar, de 21 años y oriundo de Londres, y Mark Quinsey, de 23 y originario de la ciudad inglesa de Birmingham, informó la cadena de noticias BBC. Otros dos efectivos resultaron heridos en el ataque, así como dos repartidores de pizza. Norton dijo que los dos efectivos muertos estaban "fuera de servicio, estaban desarmados y estaban vestidos en uniformes de combate.

La comunidad militar en general está por supuesto conmocionada por la brutalidad del ataque", señaló. Irlanda del Norte fue escenario durante varias décadas de un sangriento enfrentamiento entre católicos proirlandeses y protestantes probritánicos que dejó más de 3.500 muertos.

Las partes firmaron en 1998 el Acuerdo de Viernes Santo, que sentó las bases de un proceso de paz que desembocó en el actual gobierno de coalición.

La guerrilla católica del Ejército Republicano Irlandés declaró el fin de su lucha en 2005, pero el IRA Auténtico continuó alzado en armadas y opuesto al proceso de paz. Un diario irlandés, el Sunday Tribune, dijo haber recibido una llamada anónima de un hombre que reivindicó el ataque del sábado en nombre del IRA Auténtico.

El comunicante defendió la acción y dijo que los repartidores de pizza eran "colaboradores del dominio británico en Irlanda". El IRA Auténtico fue responsable del atentado más letal en la historia del conflicto de Irlanda del Norte, un ataque con coche bomba que en 1998 mató a 29 personas, la mayoría de ellas mujeres y niños.

Otras Noticias