Mundo

ETA amenazó con atentar contra el futuro gobierno vasco y negó que tenga "legitimidad democrática"

La organización separatista volvió a rechazar el abandono de la lucha armada y señaló como 'objetivo prioritario' a la próxima administración de Patxi López, quien en mayo se convertirá en el primer presidente regional no nacionalista en la historia del País Vasco.
domingo, 12 de abril de 2009 · 00:00
La organización separatista vasca armada ETA amenazó con atentar contra el futuro presidente regional vasco, el socialista Patxi López, y su gobierno, en un comunicado publicado hoy en el diario vasco Gara.

ETA vuelve a rechazar una vez más el abandono de la lucha armada y señala como "objetivo prioritario" al futuro gobierno de Patxi López, quien en mayo se convertirá en el primer lehendakari (presidente regional) no nacionalista en la historia del País Vasco.

En el comunicado difundido con motivo del "Aberri Eguna", día de la patria vasca, ETA califica a López de "caudillo" y manifiesta que "no reconoce ninguna legitimidad democrática" al gobierno que los socialistas vascos formarán con el apoyo del Partido Popular (PP) regional.

La organización separatista afirma que "al igual que advertimos de que el gobierno del (actual lehendakari, Juan José) Ibarretxe sería un gobierno de fraude para cualquier abertzale -patriota-, ahora queremos afirmar que el de López será el gobierno del fascismo y de la vulneración de derechos".

"En la medida en que no haya un cambio de actitud, los responsables políticos de esa estructura impuesta serán objetivo prioritario de ETA", añaden.

Tras las elecciones del pasado 1 de marzo, el Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) -la rama regional de la formación liderada por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero- alcanzó un acuerdo de gobierno con el PP vasco, por el que Patxi López podrá acceder a la presidencia del gobierno regional.

El hasta ahora hegemónico Partido Nacionalista Vasco (PNV) ganó las elecciones pero no reunió la mayoría suficiente para volver a gobernar.

En este contexto, ETA asegura que el PNV es el "máximo responsable del resurgir del españolismo" al haber admitido la estrategia represiva estatal, con la ilegalización de la izquierda abertzale como último exponente.

"Ahora llegan las lamentaciones, ahora hay que oír de su boca que se ha producido un golpe institucional", dice el grupo armado en referencia a las críticas del PNV al futuro gobierno no nacionalista.

Por otro lado, ETA sostiene que está dispuesta a "consensuar con las fuerzas democráticas de Euskal Herria un compromiso y una estrategia única para el cambio político y para la solución democrática del conflicto".

No obstante, el texto matiza que el cambio político debe derivar de un "marco democrático que incluya la autodeterminación", antigua reivindicación del grupo armado, que desde su creación en 1959 se cobró más de 800 vidas en su lucha por la creación de un Estado independiente en las provincias que componen en País Vasco español y francés (sur de Francia).

Otras Noticias