Mundo

Italia cesó la búsqueda de sobrevivientes

Una semana después del terremoto que afectó el centro del país, las autoridades dieron por terminada la tarea y fijaron el número oficial de muertos en 294.
domingo, 12 de abril de 2009 · 00:00
Una semana después del devastador terremoto que sacudió el centro de Italia, las autoridades cesaron hoy la búsqueda de sobrevivientes y fijaron el número oficial de muertos en 294.

Un hombre de 59 años que murió en un hospital el sábado por la noche fue la víctima más reciente del sismo, que destruyó numerosas localidades de la región de los Abruzzos el pasado lunes.

Esta mañana, informa la agencia dpa, habían sido hallados todos los desaparecidos, pero las autoridades indicaron que no pueden descartar que haya aún más personas enterradas bajo los escombros de la capital regional, L’Aquila, y otras localidades muy dañadas.

Una mujer de 20 años rescatada el miércoles fue la última persona en ser salvada de entre los restos.

Mientras tanto, los afectados celebraron un triste Domingo de Pascua, aliviado sólo en parte por la ola de ayuda recibida desde el resto de Italia.

En los 32 campamentos de tiendas de campaña donde se albergan hubo regalos, entre ellos "Colombas de Pascua", un pastel con forma de paloma.

El papa Benedicto XVI envió además 500 huevos de Pascua para los niños. En los campamentos se levantaron pequeños altares y se llevaron a la zona asimismo 500 corderos para una comida en conmemoración de la resurrección de Cristo.

"Es Pascua para nosotros, pese a la tragedia y los escombros del terremoto", señaló el arzobispo de L’Aquila, Giuseppe Molinari, a cientos de creyentes reunidos para la misa en una tienda de plástico en el principal campamento a las afueras del centro de la ciudad.

"La resurrección de Cristo es también la resurrección de L’Aquila", añadió.

En los campamentos hay unas 18.000 personas, pero otras mil se sumaron hoy debido a las constantes réplicas. No sólo se encuentran allí los que perdieron sus casas, sino también aquellos cuyos hogares aún deben ser comprobados por expertos para garantizar su estabilidad.

"Los sacaremos pronto de las tiendas", prometió el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. Este domingo volvió a viajar a L’Aquila para participar en una misa. Tras las primeras medidas de auxilio el gobierno de Roma quiere apoyar la reconstrucción esta semana con un decreto.

La fiscalía está investigando contra desconocidos por posibles fraudes en la construcción, en vista de que muchas viviendas nuevas se derrumbaron, pese a que en teoría debían reunir una serie de medidas de seguridad en una zona altamente sísmica. También quiere proteger la reconstrucción de la intromisión de la mafia.

"Estamos en contacto con los colegas antimafia a nivel nacional", dijo el fiscal Alfredo Rossini, ya que "la reconstrucción podría despertar el apetito de la mafia".

Otras Noticias