Mundo

Piratas somalíes secuestran otro barco

La nueva víctima es un buque de carga griego; su captura fue pese al masivo despliegue de fuerzas navales extranjeras; es el octavo en dos semanas.
martes, 14 de abril de 2009 · 00:00

Ni las bajas sufridas en los últimos días ni el intensivo despliegue de fuerzas navales extranjeras fueron suficientes para detener a los piratas somalíes, que esta madrugada volvieron a secuestrar un barco, en esta oportunidad en el golfo de Adén.

El secuestro fue confirmado por Andrew Mwangura, director del Programa de Asistencia Marítima (PAM), con sede en Kenia, quien además resaltó que es el octavo que se produce en los últimos 15 días, "una situación sin precedentes que indica que los piratas son cada vez más activos y violentos".

El "Irene", un buque de carga griego, es la nueva víctima de los captores, que al parecer no se intimidaron por las operaciones navales recientes de Estados Unidos y Francia en las que fueron abatidos siete secuestradores para liberar a cuatro rehenes, entre ellos el capitán estadounidense de un carguero.

"Aunque los bajos vientos de esta temporada animan a los barcos a salir al mar, el modo de intervención de las fuerzas internacionales radicalizará las reglas del juego de los piratas", pronosticó Mwangura.

Las actividades de piratería en esa zona recrudecieron en la última semana, pese al despliegue frente al litoral de Somalia, un país sumido en el caos por una guerra civil que se inició en 1991.

El nuevo ataque, cometido de noche, muestra el alto nivel de la tecnología adquirida por los piratas, que obtienen rescates de millones de dólares.

Los piratas, recuerda Mwangura, "ya han demostrado en varias ocasiones su poderío y sus capacidades de ataque. Pueden alcanzar superpetroleros o barcos estadounidenses. No tienen límites".

En 2008, más de 80 barcos -frente a los 31 de 2007- fueron víctimas de los ataques de los piratas, quienes llegaron a retener 17 embarcaciones simultáneamente mientras negociaban rescates que, según un informe de la ONU, alcanzaron los 24 millones de euros.

En la actualidad, y tras el último secuestro confirmado hoy, los piratas retienen 18 barcos de diversas nacionalidades con alrededor de 300 tripulantes a bordo, de los que un centenar son filipinos.

Otras Noticias