Mundo

Incluyen y luego retiran a Uruguay de la lista de "paraisos fiscales"

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico había incluído a Uruguay en una lista negra y en menos de 24 horas lo retiró. Dicen que fue un error.
sábado, 4 de abril de 2009 · 00:00
En un hecho poco habitual, y luego de haber incluido por 24 horas a Uruguay en una lista negra de paraísos fiscales, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) decidió ayer retirarlo porque, según su secretario general, el mexicano Angel Gurría, Uruguay adopta los estándares internacionales sobre transparencia. "La OCDE dio la bienvenida a la decisión de la República del Uruguay de adoptar formalmente su estándar para el intercambio de información fiscal", afirma un comunicado de la organización internacional. "Estamos complacidos con que el Uruguay se una al creciente número de países que desean cooperar para combatir la evasión fiscal y otros abusos fiscales" expresó Gurría.

El ministro de Economía uruguayo, Alvaro García, dijo en conferencia de prensa que la inclusión de Uruguay en la lista se debió a un error de interpretación por parte de la OCDE, y explicó que él mismo se había comunicado con Gurría a ultima hora del jueves, para darle elementos para que el organismo evaluara retirar a Uruguay de esa categorización. Además del contacto de García, se envió una carta al organismo y hubo gestiones de privados y también de Enrique Iglesias, ex titular del BID, y del ex ministro de Hacienda, Ignacio de Posadas, quien hacía unos días había alertado de la posibilidad de que a Uruguay lo declararan paraíso fiscal.

Uruguay era el único país de Sudamérica incluido en una lista de paraísos fiscales del mundo, pasibles a sanciones porque, según la OCDE, amparados en el secreto bancario se niegan a colaborar con el intercambio de información impositiva sobre la actividad económica de ciudadanos extranjeros.

El jueves, a las pocas horas de que se confirmara la noticia, varios referentes económicos de la coalición gobernante Frente Amplio, aparecieron en radio y televisión objetando la decisión de la OCDE. En filas oficialistas se notó una gran preocupación debido a que la ingrata calificación podía afectar la definición de la instalación de algunas inversiones, justo cuando el lunes pasado se supo que la Secretaría de Presidencia tiene a estudio tres emprendimientos que superan los US$ 580 millones cada uno.

También José Mujica, el precandidato con mayor intención de voto dentro del Frente Amplio, quien hace unos días había planteado la posibilidad de negociar con Argentina y otros países el levantamiento del secreto bancario a cambio de la apertura a los productos uruguayos, había calificado de "injusta" la decisión de la OCDE. Los dichos de Mujica fueron cuestionados por varios representantes frenteamplistas, entre ellos, el presidente Tabaré Vazquez, quien sin referirse a él directamente, expresó: "Durante mi gobierno el secreto bancario no va a ser tocado". Desde hace tiempo Tabaré no ve con buenos ojos las "alineaciones" y buena relaciones de Mujica con el matrimonio Kirchner.

La oposición también había salido a hablar sobre el tema. "Uruguay debe perfeccionar los controles del sistema financiero para achicar las posibilidades de que sea utilizado con fines indeseados", dijo el ex presidente Luis Alberto Lacalle. "Aunque en realidad no hay que demonizar los sistemas sino identificar su mala utilización". También Leonardo Costa, quien fuera prosecretario de presidencia durante el mandato de Jorge Battle, adjudicó la decisión de la OCDE a presiones de los gobiernos de Argentina y Brasil. Ante esos comentarios, el embajador argentino Hernán Patiño Mayer salió al cruce y dijo a Clarín que el documento en cuestión era de la OCDE, de la que Argentina no es miembro. Y que había que tener "más prudencia antes de incluir a Argentina en la declaraciones".

Otras Noticias