Mundo

Barack Obama ratificó su plan de cerrar Guantánamo

El presidente defendió su decisión luego de que el Congreso le denegara los fondos solicitados.
jueves, 21 de mayo de 2009 · 00:00
El presidente Barack Obama ratificó hoy su intención de cerrar la cárcel de Guantánamo en enero y dijo que algunos de los detenidos serán llevados a prisiones de Estados Unidos, pese a la oposición del Congreso.

En un esperado discurso en Washington, Obama prometió trabajar con el Congreso para desarrollar un sistema legal para encarcelar a aquellos presos en Guantánamo que no pueden ser juzgados ni dejados en libertad.

El mandatario admitió que algunos de estos prisioneros terminarán en cárceles de Estados Unidos, pero dijo que estas instalaciones son lo suficientemente seguras para albergar a los reclusos más peligrosos.

En respuesta a cuestionamientos tanto oficialistas como opositores, Obama defendió su política de seguridad nacional y dijo que Estados Unidos "perdió el rumbo" en su combate al islamismo durante el anterior gobierno republicano, que apeló a métodos que desconocen sus instituciones y valores.

"No hay respuestas fáciles" a la cuestión de qué hacer con los 240 prisioneros en la base militar ubicada en Cuba, dijo Obama tras reafirmar su propósito de "limpiar el desorden en Guantánamo".

Obama habló un día después de que tanto demócratas como republicanos del Senado siguieran el ejemplo de la Cámara de Representantes y denegaran los fondos solicitados por el presidente para cerrar Guantánamo hasta que aclare el destino de los prisioneros.

El presidente dijo que no hará nada que ponga en riesgo a los estadounidenses, y recordó que 500 presos de Guantánamo ya fueron liberados por el gobierno de su antecesor, George W. Bush.

Obama habló frente a una copia de la Constitución en un hall repleto de jueces, diplomáticos, funcionarios y representantes de organizaciones de defensa de las libertades civiles.

El mandatario dijo que la apertura de Guantánamo "devaluó la autoridad moral, que es la moneda más fuerte de Estados Unidos en el mundo", desgastó el apoyo de los aliados tradicionales del país y sirvió como argumento a los extremistas islámicos para reclutar nuevos combatientes.

Obama dijo que su gobierno estaba en proceso de estudiar los casos de cada uno de los presos de Guantánamo "para determinar la política apropiada para tratar con ellos".

"Nadie escapó jamás de alguna de nuestras prisiones de máxima seguridad, donde se mantiene a cientos de terroristas condenados", dijo el presidente, citado por la cadena CNN.

Obama reveló que el equipo legal del gobierno aprobó el traslado de 50 detenidos a otros países, aunque no aclaró cuántas naciones estaban dispuestas a acogerlos.

El mandatario no ofreció una clara respuesta sobre el asunto clave de qué hacer con los detenidos que no pueden ser juzgados por violar la ley de Estados Unidos ni por crímenes de guerra pero que es probable que queden encarcelados indefinidamente.

Obama describió a este grupo como aquellos "que no pueden ser juzgados pero que no obstante constituyen un peligro para el pueblo estadounidense".

"Quiero ser honesto: este es el asunto más duro que enfrentamos", dijo.

"Mi administración trabajará con el Congreso para desarrollar un régimen legal apropiado" para tratar con esos presos "y que los esfuerzos sean consistentes con nuestros valores y nuestra Constitución", afirmó Obama.

El mandatario criticó también la política de seguridad de Bush. "Nuestro gobierno tomó decisiones basadas en el miedo más que en la previsión y muy a menudo recortó hechos y evidencias para seguir predisposiciones ideológicas", señaló. "En otras palabras, perdimos el rumbo", agregó.

Fuente: Télam

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias